Integración

Recetas contra las barreras sociales

  • Un programa ofrece formación en hostelería a jóvenes con autismo

El grupo de alumnos de Autismo Córdoba. El grupo de alumnos de Autismo Córdoba.

El grupo de alumnos de Autismo Córdoba. / el Día

Como si de estrellas Michelin se tratase, así se ha sentido un grupo de jóvenes y adultos pertenecientes a la asociación Autismo Córdoba tras su experiencia en el mundo de la cocina. Estos aprendices de chef acaban de concluir su participación en un programa de formación de hostelería, gracias a la financiación aportada por la Fundación ONCE, en calidad de organismo intermedio del Programa Operativo del Fondo Social Europeo (FSE) de Empleo Juvenil.

Los alumnos han aprendido habilidades en diferentes apartados relacionados con la hostelería o la restauración, mediante una enseñanza teórica y práctica al mismo tiempo. Entre fogones y con el gorro típico de cualquier maestro culinario, los chicos con Trastorno del Espectro Autista han cortado de raíz los estigmas sociales y hansofrito las barreras sociales en un ejercicio más por lograr esa receta llamada integración. La prueba de ello ha quedado manifiesta en esos ratos donde en equipo han puesto su esmero para elaborar los platos. Dicha formación se ha llevado a cabo en entidades como la residencia de la tercera edad San Rafael y en Fepamic. También se han realizado diferentes visitas guiadas , con prácticas en algunos hoteles de la ciudad, como Las Adelfas; Córdoba Center; Balcón de Córdoba; además de en el restaurante Celia Jiménez o el comedor universitario del campus de Rabanales de la Universidad de Córdoba (UCO).

Entre las labores, los integrantes de Autismo Córdoba se han puesto el delantal para amasar pan o bien mover la paleta con el fin de mezclar todos los condimentos; momentos cargados de compañerismo y ganas de aprende. Desde marzo, la diplomada en Empresas y Actividades Turísticas, María del Carmen Morales, se ha encargado de transmitirles los conocimientos durante el programa formativo.

Al respecto, el presidente de Autismo Córdoba, Miguel Ángel López, recuerda la importancia de potenciar este tipo de iniciativas con el objetivo de buscar itinerarios para mejorar la inserción laboral de las personas con autismo, ya que apenas un 1% de las personas con TEA cuenta con un empleo en España. Los datos demuestran que, en lo referido a la inclusión laboral, todavía se sigue cocinando a fuego lento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios