Estadística

Los 'Rafas' siguen invictos en la capital

  • María y Pablo son los nombres favoritos de los cordobeses para llamar a sus hijos recién nacidos

  • Los más 'modernos', como Martina, Valeria o Jimena, ganan cada vez más adeptos

Imagen de San Rafael de la plaza del Triunfo. Imagen de San Rafael de la plaza del Triunfo.

Imagen de San Rafael de la plaza del Triunfo. / El Día

Lo tradicional continúa en la senda del triunfo. Puede llegar la moda de los nombres vascos, de los canarios, también de los anglosajones y, por supuesto, las Sansas, Aryas, Daenerys y los Tyrion de turno. Pero aquí hay un nombre contra el que nadie puede, ni la casa Lannister ni la de los Stark. Un nombre que resiste modas y series internacionales. Un nombre que del Sector Sur al Figueroa, de Ciudad Jardín a Fidiana, del Vial a la Ribera, siempre será el que lleve los galones.

Rafael, Rafa, Faly, Falete... decenas de nomenclaturas para el rey de los nombres en Córdoba. La clave no está únicamente en que sea el nombre más repetido en varones en la capital, sino en que continúa liderando también la lista de los recién nacidos. Así lo pone de manifiesto la Estadística de Nombres de los Recién Nacidos Andaluces, publicada ayer por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

El 3,4% de los bebés que nacieron en 2017 en la capital llevan Rafael por nombre

El 3,4% de los bebés (niños) que nacieron el año pasado en la capital fueron nombrados Rafael, un total de 50. La historia que guarda la ciudad en torno a este arcángel salvador sigue perviviendo aún en el imaginario de los cordobeses. Ya sea por devoción al santo, por interés en lo que se cuenta de que protegió de la peste a la ciudad en la Edad Media o simplemente por tradición (abuelos, tíos, padres llamados igual), este nombre continúa al mando en Córdoba. Por lo tanto, no es mentira eso que se cuenta de que cuando en plena Feria, en mitad de la calle Infierno, uno grita "¡Rafael!" para hallar a un amigo perdido, un alto porcentaje de los allí presentes se giren dándose por aludido.

Lo tradicional triunfa también entre las niñas, como ocurre, básicamente, en toda Andalucía. En el caso de la capital cordobesa sí se da un curioso hecho y es que el nombre más repetido entre las recién nacidas, María, comparte podio con otro algo más moderno, Martina. Ambos nombres tienen el mismo porcentaje entre las bebés que nacieron el año pasado. Un 3,66% para las Marías y otro 3,66% para las Martinas, con un total de 45 nombramientos de niñas cada uno.

Esta tendencia a la renovación en los nombres de las más pequeñas es algo que también se da a nivel provincial y que, sin embargo, no ocurre entre los varones, con nombres bastante más tradicionales. El ranking del Instituto de Estadística andaluz apunta que, en la provincia, los diez nombres de niña más comunes son, por orden: María, Lucía, Sofía, Martina, Carmen, Julia, Paula, Ana, Valeria y Daniela. La mayoría de estos nombres o bien se mantienen con respecto a 2016 o escalan puestos y algunos que vienen pisando fuerte. El informe detalla los 100 nombres más frecuentes entre las recién nacidas y cómo han ido subiendo en esta lista. Rosa, por ejemplo, subió nada más y nada menos que 459 puestos, 435 escalones escaló Paloma y en los mismos número se movió Rosario. Otros mucho más modernos como Chloe se situaron en el puesto número 51, 30 más que en 2016, o Adara, que llegó hasta el 89, 47 puestos por encima de donde se situaba un año antes. Triunfan también algunos que hace años apenas sonaban como Jimena, Valeria, Emma, Triana, Vega, Vera, Noa, Olivia, Erika o Nadia.

El top diez, en el caso de los niños recién nacidos, es algo más tradicional. Rafael se queda segundo a nivel provincial para cederle el puesto a Pablo y a estos dos nombres les siguen Manuel, Hugo (uno de los que lleva cosechando más éxitos durante los últimos años), Alejandro, Álvaro, Antonio, Martín, Daniel y Javier. Entre los que han subido más con respecto a 2016 destaca muy por encima del resto un nombre compuesto, Juan Luis, 328 escalones por encima del año pasado. En esta subida de nombres de recién nacidos también se dieron prisas otros como Jonathan (294 puestos más), Alan (155) o Luca (71). Raúl, Leo, Santiago, Julio, Iker, José Antonio o Miguel Ángel fueron los nombres que más adeptos perdieron el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios