Córdoba

La Policía multó el pasado año a 7.300 coches por aparcar en zona peatonal

  • Un informe municipal dirigido a la Cátedra de la Unesco de Movilidad destaca las pilonas como método para restringir el tráfico en la zona histórica · Plantean cerrar el eje de la calle Conde de Torres Cabrera

Comentarios 1

La Policía Local se mostró el pasado año implacable con los vehículos que encontró estacionados en las cada vez más numerosas zonas peatonales que hay en la capital. En total, según los datos que arroja el informe que el Ayuntamiento ha dirigido a la Cátedra Española de Seguridad y Movilidad -un órgano que colabora con la Unesco-, los agentes municipales sancionaron a 7.316 vehículos por este motivo durante 2007, una cifra que se traduce en la nada desdeñable cantidad de 20 coches multados al día. Junto a este indicador, el documento que dio a conocer ayer el concejal de Seguridad, José Joaquín Cuadra, puntualiza que otros 141 coches fueron sancionados por circular en estos espacios de circulación reservada a peatones o simplemente restringida al tráfico de los residentes y comerciantes de la zona en cuestión.

Esta importante cifra de sanciones guarda una estrecha relación con el malestar que se ha generado entre los vecinos de estos espacios cerrados a la circulación, que critican que la peatonalización de la ciudad marcha a un ritmo más rápido que la construcción de enclaves de aparcamiento. Es el caso, por ejemplo, de los residentes del Casco Histórico, que han visto cómo en los últimos años el Ayuntamiento ha restringido el tráfico a través de la instalación de cinco pilonas en las calles San Pablo y Cárcamo, San Basilio, Capuchinos y en el entorno de la Mezquita-Catedral, concretamente en Amador de los Ríos.

La instalación de estos sistemas, que prohíben el acceso rodado a todos aquellos vecinos no autorizados por el Ayuntamiento, es asimismo otro de los asuntos que subraya el informe remitido a esta órgano colaborador de la Unesco, la institución que analiza la conservación de las zonas de protección cultural. No en vano, esta iniciativa va encaminada a la preservación de los espacios situados en la zona declarada Patrimonio de la Humanidad.

Al margen de los enclaves de acceso restringido, el documendo dado a conocer por Cuadra también se refiere a algunos de los objetivos que se barajan en políticas de Movilidad marcados por la comisión de seguimiento del Plan de Accesibilidad del Casco Histórico de Córdoba. Entre éstos, merece una especial relevancia la propuesta de cerrar al tráfico rodado el eje de la calle Conde de Torres Cabrera, actualmente la única vía de salida desde la calle Capitulares a algunos de los principales viarios del centro de la ciudad, como son la plaza de Colón y el Plan Renfe, desde que se adoptó la decisión de restringir la circulación en Las Tendillas.

La comisión técnica que elabora estos informes está coordinada por el propio Cuadra, e integrada por los ediles de Hacienda, Urbanismo, Comercio y Transportes, Relaciones Institucionales, Infraestructuras y Participación Ciudadana. Hay un representante del PP y la presidenta de la Cámara de Comercio, María Dolores Jiménez, que trabajan junto a un grupo de consultores, como los jefes de la Policía Local y la Oficina del Casco Histórico o el coordinador del Área de Seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios