Córdoba

La Policía Local interviene 166 armas en los últimos seis meses

  • Los registros de vehículos y los controles en zonas frecuentadas por menores se incrementan en un 25%, aunque las piezas incautadas se reducen en un 15%

La operación de la Policía Local dirigida a la incautación de armas se ha saldado con un balance de 166 piezas intervenidas en los últimos seis meses. Estos son los datos que dio a conocer ayer el concejal de Seguridad y Tráfico, José Joaquín Cuadra, al informar de unas actuaciones que el cuerpo de seguridad municipal realiza en colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil. Entre las piezas interceptadas se encuentran desde pistolas hasta pequeñas y medianas armas blancas y otro tipo de objetos prohibidos. A pesar del notable número de armas incautadas, el edil destacó que se ha registrado un descenso del 15% pese a que las intervenciones se han incrementado en un 25% con respecto a otros años.

Según los datos facilitados por el concejal de Seguridad, los principales espacios donde los agentes locales han llevado a cabo los registros han sido los jardines y aquellos recintos que suelen ser frecuentados por los menores de edad, así como los vehículos privados. El responsable municipal incidió especialmente en las piezas encontradas en los bolsillos y la ropa de los jóvenes y detalló los objetos. Destacan así cinco pistolas semiautomáticas de aire comprimido, una réplica de revolver, cinco hachas, cuatro catanas, dos sables, 59 navajas y dos escopetas de aire comprimido, entre otras armas, así como otras variedades como bates de béisbol y los llamados bastones rompecabezas, caracterizados por contar con una punta metálica en su extremo. En relación a la incautación de bates de béisbol, encontrados en vehículos fundamentalmente, el concejal precisó que "no es algo que se pueda justificar como una herramienta que sirva para cambiar una rueda o reparar una avería".

Cuadra continuó que, una vez intervenidas las armas, se denuncia su posesión y se tramita la pertinente denuncia a la Subdelegación del Gobierno, que es la administración que tiene las competencias en esta materia y quien debe incoar el expediente sancionador. El responsable del Área de Tráfico y Seguridad destacó que la sanción habitual por la posesión de un arma es de 301 euros, aunque puede ser superior en función de las circunstancias y lugares donde se portaban.

También explicó el edil que las unidades que han protagonizado este tipo de actuaciones son, sobre todo, las pertenecientes a coches patrullas y los policías de barrio. A pesar del notable aumento que se ha registrado en este tipo de intervenciones por parte de la Policía Local, Cuadra matizó que la colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía "no ha mermado en absoluto" la dedicación a las competencias propias a los agentes locales, más centrados en la ordenación del tráfico y a velar por el cumplimiento de las ordenanzas municipales por parte de los ciudadanos.

Dados los "buenos" resultados que, según el concejal de Seguridad, ha deparado la operación de la Policía Local, Cuadra insistió en que estos agentes seguirán colaborando con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil en estas funciones. Los controles en jardines y otro tipo de zonas públicas, así como en los coches seguirán siendo las principales zonas de acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios