Religión

El Papa aprueba la beatificación de Juan Medina y 126 mártires de la Guerra Civil en Córdoba

  • Francisco reconoce el "martirio por odio de la Fe" a las víctimas

Asistentes a la apertura de la Causa de Beatificación y Canonización en 2010. Asistentes a la apertura de la Causa de Beatificación y Canonización en 2010.

Asistentes a la apertura de la Causa de Beatificación y Canonización en 2010. / El Día

El Papa Francisco ha reconocido el "martirio" por "odio de la Fe" del sacerdote Juan Medina y otros 126 entre laicos y religiosos de Córdoba y que fueron asesinados durante la Guerra Civil española (1936-1939), por lo que serán beatificados, según ha informado el Vaticano. Al ser reconocido mártires no han necesitado ningún milagro, sino el parecer favorable de los miembros de la Congregación para las Causas de los Santos. 

Además del sacerdote Juan Elías Medina, entre los que serán beatos hay 79 sacerdotes, cinco seminaristas,  tres religiosos franciscanos, una religiosa Hija del Patrocinio de María y 39 laicos. 

Juan Elías Medina (1902-1936) nació en Castro del Río el 16 de diciembre de 1902, fue ordenado sacerdote el 1 de julio de 1926. Fue encarcelado el 22 de julio de 1936 y en la mañana del 25 de septiembre de 1936 fue sacado de la aldea de prisión con otros 14 compañeros y asesinado a las puertas del cementerio, confesando su fe con la expresión Viva Cristo Rey y perdonando a sus asesinos, escribe el Vaticano en la causa de beatificación. 

El postulador de la causa para la beatificación destacó que entre los laicos hay dos matrimonios, uno de Villaralto y otro de Puente Genil, todos de la Diócesis de Córdoba

La mayoría de los futuros beatos pertenecían a la Adoración Nocturna o a la Acción Católica y todos fueron asesinados "por su condición de cristianos fervientes", explican en las motivaciones de la causa de beatificación. 

El más joven, Antonio Gaitán Perabad, fue asesinado en El Carpio, su pueblo natal, cuando le faltaban seis días para cumplir dieciséis años; mientras la más anciana fue la religiosa -Hija del Patrocinio de María-  María del Consuelo González Rodríguez, asesinada en Baena, a los ochenta y seis años. 

Se espera que la beatificación se produzca en la fecha establecida entre el obispo de Córdoba y el Vaticano en la Mezquita-Catedral de Córdoba. 

Tras el anuncio del Papa, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha asegurado que esta causa "pone en el candelero de la Iglesia la lámpara de amor a Jesucristo hasta la muerte y perdón a los enemigos", porque, según ha explicado el obispo, "para los cristianos el martirio no es el recuerdo a los verdugos, sino el recuerdo del amor a Jesucristo: de los verdugos no nos acordamos más que para perdonarlos".

El prelado ha señalado que la Diócesis tiene en estos mártires a "los mejores hijos de la Iglesia de nuestro tiempo", y ha destacado el trabajo que la Diócesis de Córdoba ha desarrollado desde el inicio de la apertura de esta Causa de Beatificación y Canonización en 2010, en la que han trabajado muchas personas "intensamente, hasta obtener esta autorización del Papa Francisco hoy en el Vaticano". 

Ahora, ha indicado, "al mirar al cielo no solo veremos un horizonte, sino a personas nacidas en nuestra tierra que han crecido en esta Iglesia, han vivido su fe y han demostrado su amor hasta el extremo a Cristo y a los hermanos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios