Palacio de Viana | Visitas escolares Una pequeña cita con la historia

  • El colegio Jesús Divino Obrero es uno de los centros que participa en las visitas guiadas que recibe el Palacio de Viana para promover la apreciación y el cuidado del patrimonio

Escolares del colegio Jesús Divino Obrero. Escolares del colegio Jesús Divino Obrero.

Escolares del colegio Jesús Divino Obrero. / El Día

El Palacio de Viana es uno de los lugares de Córdoba que guarda más historia entre sus muros y, por suerte, accesible para ser visitado por quienes quieran conocerla.

Así lo han hecho los niños del colegio Jesús Divino Obrero, aquellos entre los tres y los seis años, que han asistido al hogar del Marqués de Viana para que este mismo les enseñe ese conjunto de salones, habitaciones y patios que componen el palacio.

La directora pedagógica del centro, María Spínola, explica que uno de los disfrutes para los niños es el hecho de que sea el propio Marqués quien les haga el recorrido ya que “su figura les encanta” por las interacciones que realiza con el grupo y su forma de dirigirlos.

Durante el recorrido, Spínola mantiene que los niños “comparaban el palacio con sus casas y se asombraban porque éste es más grande”, aunque a lo largo de la visita algunos cambiaron de opinión y “decían que tenían un salón o un baño igual en su casa”.

Aun así, sin duda uno de los mayores atractivos para los pequeños estuvo en los patios, especialmente el patio que contiene el laberinto, ya que es donde más espacio hay para jugar y divertirse mientras conocen la relevancia del lugar. Además, el Patio de las Columnas fue el lugar elegido para tomar el desayuno, al tiempo que “se divertían con la fuentes, los peces y las columnas, se hacían fotos”.

En otro de los momentos de la visita, los niños también se divirtieron observando el carruaje y conociendo su funcionamiento. Tras la visita, los pequeños realizaron dibujos de lo aprendido y de lo que más les gustó del palacio.

La guía del Marqués y los patios son los mayores atractivos para los escolares

Este tipo de actividades sirven para el colegio como soporte a la actividad en el centro a la par que para complementar la educación en valores como el respeto, conocimiento y cuidado del entorno. Esto, además, es uno de los pilares de la enseñanza en Jesús Divino Obrero, que también aprovecha la salida para enseñar a los escolares cosas esenciales para su desarrollo y su día a día como son “la seguridad y educación vial, las zonas de la ciudad y los tipos de establecimientos” que el grupo se encontraba a lo largo del camino hacia el Palacio de Viana.

Además, el colegio participa en otras actividades con Viana, que incluyen la realización del árbol de los deseos en Navidad. Durante esta actividad, Viana contará con un árbol adornado con estrellas de cerámica realizadas por los propios niños en las que comparten sus deseos. Desde el centro buscan acercar a los escolares a conceptos como la solidaridad, la paz y compartir, muy presentes en esa época del año.

Por su parte, el Palacio de Viana está siempre abierto a este tipo de visitas por parte de cualquier centro escolar que las solicite, ya que promueve la revalorización de los bienes patrimoniales y a su utilización como recurso educativo.

Las visitas se plantean como un encuentro cultural en las que no sólo se conoce una forma de vida que representa una época y una clase social. Así, los escolares se acercan y descubren la evolución en los estilos de vida, gustos, estética, costumbres de la aristocracia, al mismo tiempo que pueden aprender a distinguir los distintos artes decorativos y arquitectónicos más representativos de la historia del palacio y, por lo tanto, de la ciudad de Córdoba.

Niños disfrutando del desayuno en uno de los patios del palacio. Niños disfrutando del desayuno en uno de los patios del palacio.

Niños disfrutando del desayuno en uno de los patios del palacio. / El Día

Por otro lado, el Palacio de Viana también ofrece a los estudiantes más pequeños a oportunidad de participar en el concurso de relato Cuéntame Viana. Se trata de una iniciativa de el Día y la Fundación Cajasur, en colaboración con la Junta de Andalucía y El Corte Inglés, y que está dirigida a escolares de Infantil, Primaria y Educación Especial de toda la provincia que quieran plasmar en palabras las impresiones y sentimientos que ha generado en ellos conocer de cerca los rincones del palacio, su historia y sus personajes.

Este año se celebra la tercera edición, que tiene como uno de sus principales objetivos la apreciación y el cuidado del patrimonio, involucrando a los estudiantes en la valoración del enclave cultural dejando que sean ellos quienes destaquen los motivos por los que consideran que el lugar se ha ganado un hueco en la historia de la ciudad.

En la pasada edición, los escritores destacados fueron Laura García, ganadora del primer premio gracias a su capacidad narrativa, Eloy Luque, que quedó en segundo puesto pero cuya imaginación fue destacada por el jurado. Esta iniciativa también busca resaltar la labor que realizan los docentes en los centros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios