Córdoba

El PP acusa al Consistorio de consentir una "chapuza" en las casas del barrio de Fray Albino

  • Nieto reclama durante una visita a la zona una mejora de Acera del Río y del alumbrado

Comentarios 1

El presidente del Partido Popular en Córdoba, José Antonio Nieto, visitó ayer la barriada de Fray Albino para apoyar las quejas de los vecinos sobre la situación que vive el barrio. Nieto explicó que la Asociación de Vecinos Puente Romano, que engloba ciudadanos que viven en la zona, lleva mucho tiempo demandando varias mejoras al Ayuntamiento para equipararse a las demás zonas de la ciudad. El presidente de los populares cordobeses, que consideró una "chapuza" las obras realizadas en las casas de la zona que padecen grietas desde hace varios años, anunció que su partido ha pedido la actuación del gobierno local en varias situaciones concretas. "Es necesario abordar el tema de la Acera del Río, puesto que es una parte muy importante de Córdoba", señaló. Otro punto en el que se centró fue en el alumbrado público del barrio, del que, según Nieto, el Consistorio "simplemente retiró las farolas viejas y defectuosas, pero no las sustituyó por unas nuevas". Según Nieto, el PP también ha pedido que se sincronicen los semáforos de la zona. Son actividades que "tan solo requieren de voluntad política, pues el coste económico es insignificante", dijo. También apuntó que "el barrio necesita desde hace mucho equipamiento deportivo y zonas verdes, y es necesario delimitarlas pronto".

Nieto cree que el distrito, pese a contar con un nivel de envejecimiento de la población muy alto, es idóneo para jóvenes, pero que antes es necesario mejorar el lugar para atraerlos. "Hay que conseguir que el sur de Córdoba no sea una zona marginada. El PP va a continuar insistiendo para que este barrio disfrute de las mismas oportunidades que los demás", añadió.

El líder del PP prosiguió arremetiendo contra la actuación del Ayuntamiento ante los problemas de grietas que han surgido en algunas viviendas de Fray Albino. Nieto calificó de "chapuza" al trabajo de arreglo de las casas. "Tan sólo se trata de un arreglo parcial. Sigue habiendo vecinos que tienen grietas en sus casas supuestamente arregladas", añadió.

La presidenta de la Asociación de Vecinos Puente Romano, Carmen Sevilla, acompañó a Nieto y se sumó en su crítica a la actuación del Ayuntamiento. Según Sevilla, la solución radica en "cambiar la cimentación entera de las casas, no vale sólo con un lavado de cara".

Juan Moreno, portavoz de la Asociación de Vecinos, expuso que el Ayuntamiento retiró la oficina que tenía en el barrio para evitar que continuasen las quejas. "Aun así, no nos resignamos; si nos rendimos, no conseguiremos nada", dijo en ese sentido el respresentante vecinal tras la reunión con el PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios