Córdoba

Nace Córdoba Incluye, la plataforma en defensa de los alumnos con necesidades especiales

  • Al menos 80 familias de la provincia se han unido para exigir mejoras en la Educación Especial

Aula vacía en un centro educativo de Córdoba. Aula vacía en un centro educativo de Córdoba.

Aula vacía en un centro educativo de Córdoba. / El Día

Más de 80 familias, acompañadas por profesionales de la educación y de asociaciones de madres y padres de alumnos han puesto en marcha la plataforma Córdoba Incluye con el objetivo de reivindicar los requerimientos de los alumnos con necesidades especiales y sus maestros en la provincia. 

La portavoz de la plataforma, Francisca Salas, ha explicado a el Día que en diferentes asambleas y reuniones sostenidas con familias y maestros han identificado una serie de recortes en la educación pública que disminuyen la atención personalizada a este grupo de alumnos.

Así, han llegado a un acuerdo que reúne 16 objetivos y reivindicaciones para mejorar la atención a la diversidad, entre las que destacan la regulación por normativa del número de alumnos atendidos por los maestros de Educación Especial o PT, para que no supere el total de diez menores, una reivindicación que llega tras el aumento de ratio de ocho a diez niños atendidos por un maestro.

"Hemos observado que se han reducido los recursos, sobre todo de personal, perdiendo horarios de maestros de Educación Especial", ha asegurado Salas, al tiempo que ha dicho que las orientadoras solían atender a los alumnos, como mínimo, cada diez o 12 días. Ahora, en cambio, van cada 15 días, con lo cual valorar y decidir las necesidades de este alumnado es una "odisea". Para ello, desde la plataforma exigen la dotación de un orientador permanente en cada centro de infantil y primaria.

Según Córdoba Incluye, el alumnado con estas necesidades se ha duplicado y los recursos son menores, los niños pierden horas de atención, el Personal Técnico de Integración Social (PTIS) no está a tiempo completo en las aulas específicas y aunque desde la delegación de Educación de la Junta de Andalucía les dicen que las necesidades están cubiertas, para ellos no hay nada más alejado de la realidad. "No se trata de apartar a los niños como si no tuvieran la necesidad de aprender como otros, hay niños con muchas capacidades que se están perdiendo por no contar con la debida atención", ha afirmado Salas. 

La dotación de un segundo maestro de Educación Especial para cada aula específica en los centros de Secundaria que permita la cobertura total del horario lectivo del alumnado es otra reivindicación de la nueva plataforma, que trabaja con apoyo de personas que pertenecen a otros sindicatos y asociaciones, aunque se desligan de "cualquier ambición política".

Salas, además, ha explicado que la inclusión de este alumnado en actividades como Educación Física solo se puede llevar a cabo en presencia del PTIS, "pero no hay horarios y se ha reducido de dos horas a una, el alumnado de altas capacidades tampoco está teniendo respuestas". 

Desde la plataforma han manifestado la necesidad de mejorar las condiciones laborales del personal de atención a la diversidad, equiparación de reconocimiento de méritos, reconocimiento de itinerancias, reducción horaria y la mejora de la formación continua, y en horario laboral, en atención a la diversidad para todo el personal docente, incluida la formación del funcionario en prácticas.

Además, reivindican la dotación de recursos materiales y espacios adecuados para las aulas de apoyo a la integración, de audición y lenguaje y aulas específicas así como la ampliación y extensión de los recursos para una atención a la diversidad de calidad en todos los centros educativos (personal sanitario y personal de refuerzo estable).

La respuesta no está cerca. La plataforma ha solicitado una reunión con la delegada de Educación pero la respuesta ha sido que ahora está atendiendo las entrevistas que fueron solicitadas en mayo del año pasado, "así que tendremos que esperar", concluye Salas. 

Según los datos de CCOO, en Córdoba hay 144 PTIS en 114 centros y 18 profesionales de Interpretación de Lengua de Signos (ILSE) en 16 centros. En Andalucía asciende las 1.400 personas, el 90% de ellas son mujeres que "trabajan en condiciones precarias". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios