Córdoba

Muere un camionero en Granada y el paro se radicaliza

  • Cepsa y Repsol critican la dureza de la huelga · La Junta llama a la calma

La segunda jornada de huelga convocada por varias asociaciones de transportistas en España quedó teñida de sangre por la muerte de un sindicalista que participaba en un piquete en Atarfe (Granada). El trabajador falleció atropellado por una furgoneta a las puertas de MercaGranada. El conductor del vehículo fue detenido allí mismo por la Guardia Civil.

La víctima aprovechó que la furgoneta redujo la velocidad para encaramarse a la ventanilla, a la que quedó enganchado, si bien el conductor, en lugar de parar, siguió adelante hasta que el integrante del piquete quedó empotrado contra la mediana de la carretera, y finalmente fue arrollado por las ruedas traseras del vehículo. Fenadismer y Confedetrans, las dos asociaciones convocantes del paro de los transportistas, se retiraron de la negociación del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) con el Ministerio de Fomento debido a este suceso. La Junta de Andalucía y partidos como el PSOE e IU lamentaron esta muerte y llamaron a la calma.

Además, en Motril (Granada) un camionero fue detenido en el puerto por una supuesta agresión a un policía y otro fue hospitalizado. En este lugar se produjeron graves enfrentamientos entre huelguistas y las fuerzas del orden que trataban de evitar cortes en las carreteras

La radicalización fue la táctica de la segunda jornada de la huelga en Andalucía, que causó retenciones de tráfico por circulación lenta de camiones en las provincias de Sevilla, Almería y Jaén y ataques aislados de piquetes contra convoyes (como en Huelva), según la Delegación del Gobierno en la comunidad. La circulación lenta por caravanas de camiones se ha registrado en Sevilla (especialmente en la ronda de circunvalación SE-30) y en el puerto de Despeñaperros (Jaén).

Pese al dispositivo de las Fuerzas de Seguridad para garantizar el buen funcionamiento de abastecimientos básicos como la gasolina, Cepsa y Repsol alertaron de que Andalucía es una de las regiones en las que su actividad se está viendo más afectada.

Paralelamente, asociaciones de cooperativas como Faeca denunciaron problemas para comercializar las últimas fresas que quedan por recoger en Huelva. La almeriense Coexphal pidió por su parte al Gobierno central que garantice la apertura de corredores que permitan el transporte por carretera de frutas y hortalizas ya que la huelga del sector está afectando "gravemente" al final de la campaña.

Además, en el Puerto de Algeciras unos 800 camiones procedentes de Tánger permanecían parados por el paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios