Reivindicación

Una cadena humana exige una sanidad pública de calidad uniendo los hospitales Provincial y General

  • Decenas de personas han participado en esta acte reivindicativo con el que denuncian el colapso de los centros sanitarios y la privatización de algunos servicios

Cabecera de la cadena humana que ha unido los dos principales hospitales de la ciudad. Cabecera de la cadena humana que ha unido los dos principales hospitales de la ciudad.

Cabecera de la cadena humana que ha unido los dos principales hospitales de la ciudad. / Juan Ayala

Decenas de personas han participado este sábado en una cadena humana que ha reclamado una sanidad pública universal y de calidad. Este acto reivindicativo, promovido por las Marchas de la Dignidad, ha partido de la entrada del Hospital Provincial para unirlo con el Hospital General del Reina Sofía, los dos grandes centros sanitarios de la ciudad y referencia a nivel provincial.

Con carteles en los que se podía leer "Sanidad pública salva vidas", "Menos aplausos y más inversión", "Nada, nada, nada, sanidad para la privada", "Los recortes matan" o "Atención Primaria presencial", los asistentes a este acto han llenado de mensajes el recorrido que han trazado entre los dos hospitales.

En la cabecera, una gran pancarta con el lema "Por la sanidad pública. Derogación ley 15/97" ha exigido que se deje sin efecto dicha ley y el artículo 90 de la Ley General de Subvenciones porque, según entienden, permiten el enriquecimiento privado y solo eliminándolos "será posible recuperar el sistema sanitario público".

Los participantes han alzado la voz para pedir más presupuesto para sanidad, a la vez que han animado a todos los ciudadanos a luchar por ello. "La sanidad pública no se vende, se defiende", "Vecino, si no luchas nadie te escucha" o "La sanidad es un derecho, no un negocio" han sido algunas de las consignas de esta marcha organizada también por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAP).

Desde la organización han explicado que este acto tiene la finalidad de protestar contra "la privatización que desde hace años ha permitido esquilmar el dinero dedicado a sanidad para traspasarlo a bolsillos privados, mientras los centros y recursos públicos han sufrido un deterioro brutal".

Un reflejo de esto es la situación de la Atención Primaria: "Su clamorosa insuficiencia, cuidadosamente planificada desde las consejerías para favorecer el negocio de la sanidad privada, está ocasionando una gran sobrecarga de trabajo al personal sanitario", han señalado. Pero, sobre todo, critican que las consultas se hagan de manera telefónica, lo que "está ocasionando frecuentes errores diagnósticos con graves consecuencias para los pacientes y grandes dosis de estrés para el personal sanitario".

Otro de los problemas viene dado por las listas de espera, que se producen "debido a la escasez de recursos". La consecuencia es que hay "aumentos en la morbilidad y en la mortalidad por patologías diferentes del covid-19, que son perfectamente evitables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios