El Campo

La Junta prevé una cosecha de verdeo que alcanzará las 76.000 toneladas en Córdoba

  • Asaja ha insistido en que la cosecha arrojará la cifra más baja de los últimos años tras la sequía de los últimos meses

Recogida de aceituna de verdeo en una finca Recogida de aceituna de verdeo en una finca

Recogida de aceituna de verdeo en una finca

Córdoba alcanzará aproximadamente las 76.000 toneladas de aceituna de mesa durante la presente campaña, según ha adelantado el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez, a los representantes del sector del olivar de Andalucía.

Se trata de un dato recogidos en el aforo de la campaña 2019-2020, cuyo volumen total se estima que alcance las 397.300 toneladas a nivel regional. Pérez ha explicado que, si bien este dato del total andaluz supone un descenso con respecto a la campaña anterior, hay que destacar “la gran calidad y el mayor calibre” que se espera que tengan los frutos. En el caso de Córdoba, se espera, tal y como ha defendido la organización agraria Asaja, la cosecha de aceituna potencialmente verdeable “se estima inferior que la campaña anterior, así como a las de las últimas campañas analizadas”.

Por provincias, destaca en primer lugar Sevilla con algo más de 261.000 toneladas de aceituna de mesa, seguida de Córdoba (casi 76.000 toneladas) y Málaga (cerca de 53.500 toneladas). Por su parte, se espera que en Huelva se recojan alrededor de 5.550 toneladas, en Almería 754 toneladas, en Jaén 461 toneladas, en Granada 70 toneladas y en Cádiz 39 toneladas.

En total, en Andalucía hay 188 entamadoras repartidas entre todos los territorios. En concreto, en Sevilla se ubican 111 de estas industrias agroalimentarias, las provincias de Córdoba y Málaga coinciden con 33 instalaciones, en Jaén se ubican seis, en Huelva dos, mientras que las provincias de Almería, Cádiz y Granada cuentan con una entamadora cada una de ellas.

Tal y como ya informó el el responsable de aceituna de mesa de COAG-A, Antonio Rodríguez, debido a la climatología, se adelanto tres semanas la recolección con respecto a la del año pasado –comenzó a principios de septiembre en algunos lugares de Córdoba–.

Este anticipo coincidió con el de las campañas de otros productos agrícolas de la temporada, como la vendimia o el girasol, entre otros, que también se vieron afectados como la aceituna por las temperaturas frescas que se dieron durante toda la primavera y principios de verano, así como por la “pertinaz” sequía, unas condiciones climatológicas que “han provocado que los olivos hayan tenido una baja floración y un cuajado muy irregular”.

Rodríguez ya adelantó, que según los aforos de sus técnicos y de Interaceituna, habrá una “cosecha media-baja en casi todas las variedades”, a las que hay que añadirles la “vecería por la gran cosecha del año anterior”. Así pues, las variedades manzanilla y gordal se encuentran “muy por debajo de la media”, la hojiblanca presenta una cosecha media, con un mejor calibre que el año anterior, pero en secano “hay mucho agostado”, mientras que en lo que se refiere a la cacereña y carrasqueña, las parcelas con carga tienen problemas de tamaño, con una cosecha algo superior a la media. Estas dos últimas variedades suponen de un cinco a un diez por ciento de toda la aceituna de mesa que se recoge.

“Cabe destacar la gran sequía que venimos sufriendo en los últimos meses y que, sin duda alguna, marcará tanto el comienzo del verdeo este año, como la cantidad de producción verdeable que, si las lluvias próximas no lo remedian, pueda dejarse parte en el árbol para ser destinadas a la producción de aceite por su bajo tamaño, dada la doble actitud verdeo/molino de la hojiblanca. Asimismo, los precios también condicionaran el destino de la aceituna”han sentenciado desde la organización agraria Asaja.

Desde Asaja Córdoba han incidido en que aunque aún es pronto para concretar datos de producción, “estimamos que será inferior a la media en algunas variedades y quizás un descenso algo más acusado en otras con respecto a la media del período 2014-2018 que se sitúa en 580,33 mil toneladas a nivel nacional”. Desde Asaja Córdoba también han incidido en que se deben tener en cuenta las dos campañas anteriores “que sin duda han marcado en gran medida la producción de esta campaña”.

Tuvimos una buena campaña en 2017 y 2018. En ésta última, que aún se encuentra abierta, nos hemos situado por encima de la media de producción de las últimas cinco campañas gracias al excelente año que tuvimos, climatológicamente hablando, en el que el efecto de la vecería no se apreció en demasía, a excepción de algunas zonas concretas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios