Córdoba

Ingresa en la UCI el primer caso de gripe A sin patología previa

  • El paciente, de 36 años, ha necesitado ventilación asistida como consecuencia de una complicación respiratoria causada por el contagio del nuevo virus

Un hombre de 36 años de edad permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Reina Sofía por el contagio de la gripe A. Se trata del primer caso que ha trascendido de un paciente que llega a estas instalaciones tras contraer el nuevo virus y sin que exista algún tipo de patología asociada. Así lo apuntaron las fuentes sanitarias consultadas por El Día para analizar la situación en la que se encuentra este paciente. Los problemas respiratorios que acarreó la nueva enfermedad obligaron al equipo médico a optar por la ventilación asistida con objeto de evitar mayores complicaciones.

El enfermo, natural de Córdoba, llegó a Urgencias el pasado miércoles con síntomas de padecer la nueva enfermedad y, tras evaluar la "cierta gravedad" del estado de salud en el que se encontraba, los médicos del Reina Sofía decidieron que ingresara en la UCI, donde permanece sedado desde entonces. A diferencia de otras gripes A que requirieron igualmente el ingreso en la UCI, esta persona apenas tiene antecedentes médicos. Según las fuentes sanitarias consultadas, este ciudadano "sólo sufrió unas convulsiones cuando era niño, pero en la edad adulta no se ha repetido un cuadro similar al de entonces". Podría ser, como baraja el personal sanitario, el primer caso de este hospital en el que la gripe A no ha agravado ninguna enfermedad previa.

A pesar de que el historial clínico de este paciente se encuentra prácticamente en blanco, los médicos tratan de encontrar alguna relación con aquellas convulsiones que tuvo cuando aún era un menor y, según detallaron, en la actualidad se encuentra sometido a un estudio para conocer si padece alguna patología de carácter neurológico. Aparte de la aplicación de la ventilación asistida, el tratamiento empleado para combatir la presencia del virus es el fármaco antiviral que se suele utilizar para casos de estas características.

Si el equipo médico que asiste a este enfermo concluyera que efectivamente no existe ninguna patología asociada, el ingreso de este ciudadano en la UCI y la "gravedad" de su estado de salud actual, como así la calificaron las fuentes sanitarias, cambiaría en cierto modo el panorama que explica el Ministerio de Sanidad. El abanico de personas a las que puede afectarles la gripe A en mayor medida -hasta el punto de acabar con un ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos- no se reduciría entonces a los grupos de riesgo establecidos por el Gobierno central y compartidos por el Servicios Andaluz de Salud (SAS), si bien es cierto que un elevadísimo porcentaje de los casos graves guarda una relación directa con enfermedades previas.

Este ciudadano cordobés no es, sin embargo, el único que atiende el personal médico en el Hospital Reina Sofía. Las mismas fuentes a las que accedió este medio de comunicación apuntaron asimismo que otro hombre, de 58 años de edad y natural de Villanueva de Córdoba, permanece ingresado en la cuarta planta del mismo centro de la capital también como consecuencia del contagio de la gripe A. En este caso, según los datos clínicos facilitados, el paciente cuenta en su historial con un trasplante renal. Aunque se encuentra "estable", el personal sanitario que se encuentra al frente de esta situación ha optado por el aislamiento del enfermo. Su tratamiento es antibiótico y, al igual que el anterior, recibe medicamentos antivirales para contrarrestar los efectos del nuevo virus.

La incidencia de la gripe A en Córdoba se ha triplicado en el último mes, un aumento que podría haber sido incluso mayor de no haber sido por las temperaturas -aún cálidas- registradas en octubre. Así lo pone de manifiesto la última tasa dada a conocer por el SAS, que arroja algo más de 130 casos por 100.000 habitantes en tan sólo una semana, una estadística de la que puede extraerse que algo más de un millar de cordobeses contrajeron el virus en la última semana. A pesar de la notable cantidad de casos que se han dado desde que se produjeron los dos primeros en abril, la mortalidad tanto en Andalucía es de sólo el 0,02%, según el dato aportado esta misma semana por la consejera de Salud, María Jesús Montero, durante una visita realizada al Reina Sofía. La única muerte que se ha registrado en Córdoba fue en la madrugada del pasado domingo y la víctima fue un hombre de 33 años de edad natural de Palma del Río y con una patología neurológica previa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios