Córdoba

El Hospital Reina Sofía realiza unos 2.000 procedimientos de radiología vascular al año

  • El hospital renovará el equipamiento de una sala con tecnología muy avanzada que mejorará la atención al paciente

Equipo de radiología vascular intervencionista del Reina Sofía Equipo de radiología vascular intervencionista del Reina Sofía

Equipo de radiología vascular intervencionista del Reina Sofía / El Día

El Hospital Universitario Reina Sofía realiza anualmente unos 2.000 procedimientos de radiología vascular intervencionista. Actualmente, el complejo sanitario cuenta con dos salas específicamente para la realización de este tipo de técnicas de una elevada especialización y que permiten evitar cirugías e intervenciones más complejas.

La Junta de Andalucía ha informado de que el centro sanitario cuenta desde hace unos años con una unidad de Radiología Vascular Intervencionista (RVI), dentro de la unidad de Radiodiagnóstico, que ofrece diagnóstico y tratamiento a un amplio espectro de enfermedades a través de técnicas mínimamente invasivas.

Según la misma información, esta unidad aporta "numerosas ventajas al paciente", puesto que las técnicas que se realizan no suelen presentar complicaciones, reducen la estancia hospitalaria del paciente en la mayoría de los casos, no requieren de anestesia general y reducen el dolor.

Este año, el hospital incorporará un nuevo equipo, renovando íntegramente una de las salas. Esta semana se ha publicado la oferta de contratación de esta tecnología que aportará mayor resolución y precisión, respecto al equipamiento actual y que está valorada en unos 600.000 euros.

El director de la Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico, Francisco Triviño, ha indicado que "la nueva sala de radiología vascular intervencionista digital estará dotada de herramientas informáticas avanzadas que ofrecen mayor rendimiento y precisión, dando así respuesta a la creciente actividad de esta especialidad".

Triviño ha añadido que "esta tecnología permite ajustar la dosimetría de forma personalizada, lo que implica un incremento sustancial de la radioprotección de los pacientes y profesionales".

Se trata de una sala de última generación que incorporará los últimos avances tecnológicos que permitan producir tanto imágenes de alta calidad como aumentar la productividad en los estudios.

Para ello, contará con sistemas de reducción de dosis y radioprotección; sistemas que mejoren la calidad de la imagen, permitiendo detectar lesiones de difícil visualización; los profesionales podrán también trabajar con diferentes tipos de imágenes (fluoroscópica, ecografía o TC) o sistemas informáticos ofrezcan un apoyo más preciso en la realización de cateterismos y punción percutánea, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios