Córdoba

El Hospital Reina Sofía inicia un aula de ostomías en su escuela de pacientes

  • Una veintena de afectados y profesionales participa en esta formación

Profesionales participantes en la escuela de pacientes. Profesionales participantes en la escuela de pacientes.

Profesionales participantes en la escuela de pacientes.

El Hospital Universitario Reina Sofía ha puesto en marcha la primera sesión de la escuela de pacientes ostomizados Vivir con una ostomía, una iniciativa impulsada por la Escuela Andaluza de Salud Pública que tiene como objetivo aprender y enseñar las mejores formas de cuidar y cuidarse durante las diferentes etapas de la enfermedad.

Según destaca una de las profesionales que participa en esta iniciativa en el hospital, Carmen Jurando, “se trata de una actividad muy interesante y efectiva para el paciente, ya que la formación está diseñada por grupos de expertos del Sistema Sanitario Público de Andalucía, la coordinación de la formación recae en la Escuela Andaluza de Salud Pública y se basa en la formación de igual a igual, ya que los docentes son pacientes expertos que previamente han recibido la formación oportuna. Concretamente, en el aula de ostomías que comenzamos contamos con Silvia Rodríguez, que ya es paciente experta”.

De hecho, los contenidos que se trabajan en los talleres del aula Vivir con una ostomía responden a las necesidades de información o formación que los profesionales expertos y pacientes han identificado previamente.

Las sesiones tratarán los cuidados, consejos sobre alimentación y las relaciones sociales

Una vez elaborados los contenidos comienza la fase de puesta en marcha del aula, que en el Hospital Reina Sofía se inició ayer con una veintena de profesionales relacionados con esta patología, integrantes de la Asociación de Ostomizados de Córdoba (Aocor), pacientes y cuidadoras.

La directora gerente del hospital, Valle García, acompañó a los asistentes en esta primera sesión recordando la importancia de “las aportaciones de todas las personas implicadas en la atención de personas con estomas hacen que mejoremos la labor que realizamos desde el hospital”.

En esta línea, recordó algunas de las iniciativas que el hospital ha puesto en marcha recientemente en esta materia, como la construcción de un baño para pacientes ostomizados, dentro de las medidas contempladas en el plan de humanización.

Hasta el momento, el Hospital Reina Sofía cuenta con cuatro aulas activas (en diferentes fases cada una de ellas) sobre artritis reumatoide, cáncer de mama, enfermedad renal crónica y ostomías. Además, pronto iniciarán su formación pacientes laringectomizados.

A lo largo de la jornada profundizaron los asistentes en cuestiones sanitarias y sociales relacionadas con su enfermedad como los cambios que la patología ha provocado en su vida, las principales consecuencias y dificultades; los cuidados más importantes o consejos sobre alimentación, entre otras cuestiones. Además, elaboraron un plan de acción individualizado y practicar técnicas de relajación.

La segunda sesión formativa tendrá lugar la semana que viene, y la última el 8 de octubre. En estas jornadas, los pacientes ahondarán en cuestiones muy útiles e interesantes para ellos como la importancia del descanso, la actividad física, el cuidado del estoma, la imagen o las relaciones familiares, sociales y de pareja.

“Se trata de una herramienta que permite a los pacientes encontrarse con otras personas que tienen los mismos problemas, inquietudes y sentimientos que ellos, con los que pueden compartir consejos, miedos o experiencias positivas que les permiten seguir avanzando y las herramientas o prácticas más adecuadas para su día a día”, según Carmen Jurado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios