Córdoba

El aumento de los ingresos activa el plan de alta frecuentación en el Hospital Reina Sofía

  • Los pacientes con enfermedades cardiacas y respiratorias crónicas son los que requieren más atención en estas fechas debido a la bajada de las temperaturas

Puerta de Urgencias del Hospital Reina Sofía. Puerta de Urgencias del Hospital Reina Sofía.

Puerta de Urgencias del Hospital Reina Sofía. / Juan Ayala

La bajada de las temperaturas de las últimas semanas ha provocado un aumento de los ingresos en el Hospital Reina Sofía de pacientes, principalmente con enfermedades crónicas, lo que ha obligado a la activación del plan de alta frecuentación. Una de las medidas que conlleva este plan es la apertura de más camas cuando hay mayor afluencia en Urgencias, según fuentes de la Delegación de Salud.

Desde mediados de diciembre se celebran reuniones diarias de seguimiento de alta frecuentación de los servicios para analizar la situación respecto a disponibilidad de camas, aislamientos y posibles altas, entre otras cuestiones. La intención es agilizar la atención mediante la coordinación de los profesionales de distintas unidades, tanto de hospitalización como de unidades transversales como Análisis Clínico, Radiodiagnóstico o Medicina Preventiva, entre otras.

En previsión de la alta frecuentación, la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Urgencias se ha reorganizado “para agilizar la asistencia a los pacientes y así poder ofrecer una atención de calidad en el menor tiempo posible”, señalan desde el Reina Sofía. En este sentido, desde la semana pasada “se ha reforzado la unidad con la incorporación de más profesionales (facultativos, auxiliares de enfermería, enfermeras y celadores), medida que se va a mantener hasta que la situación así lo requiera”. Se trata de “una organización flexible que se adapta a la demanda y prioriza la apertura de consultas en Urgencias en horas de máximos picos asistenciales”.

El hospital señala que se ha reforzado la Unidad de Urgencias con más profesionales

Según los datos que registra el Reina Sofía, se ha notado un ligero incremento de la frecuentación en Urgencias en estos días con respecto a los últimos de diciembre derivado de la bajada de temperaturas. Aún así, las cifras de actividad en esta unidad correspondientes a las mismas fechas de 2018 son similares.

Del 5 al 7 de enero los profesionales de Urgencias han atendido a una media de 395 pacientes por jonada. De ellos, 47 precisaron ingreso en planta (12,02%) y 32 fueron atendidos en Observación (8,10%). Por patologías, sobresale la asistencia a personas con enfermedades cardiacas y respiratorias crónicas que se descompensan por infecciones respiratorias, seguidos de diabéticos descompensados, intoxicaciones etílicas y transgresiones dietéticas.

Respecto a las Urgencias pediátricas, en el mismo periodo los profesionales de la unidad han asistido a 455 pacientes. De ellos, 14 ingresaron en planta de hospitalización y nueve en Observación. Las patología más frecuente son los procesos respiratorios y cuadros febriles, siendo el motivo más frecuente de ingreso en planta de hospitalización la bronquiolitis. Aunque en general la actividad asistencial es mayor en esta época, el repunte ha sido más acentuado en la última quincena del mes de diciembre.

Respecto a las Urgencias extrahospitalarias (Carlos Castilla del Pino y Sector Sur), del 4 al 7 de enero se han atendido 263, 385, 377 y 466 urgencias respectivamente. Estos datos reflejan un leve aumento respecto al mes anterior “pero se mantienen por debajo de la media habitual en esta época” ya que aún no ha habido picos de gripe.

Sobre el refuerzo de personal, el Simec asevera que el SAS solo ha cambiado el contrato a los médicos búhos a tiempo completo

Sobre el refuerzo de personal en las Urgencias del Reina Sofía, el Sindicato Médico de Córdoba (Simec) asevera que “lo que han realizado es un cambio de denominación del contrato a los búhos (médicos contratados exclusivamente para hacer guardias) que ya había para ponerlos a tiempo completo”. En esa unidad a determinadas horas “se dan hasta más de 40 personas esperando para ser atendidos”, por lo que, aunque no hay colapso, “sí hay taponamiento”, añade la organización sindical.

Por otra parte, el Simec insiste en que las citas para el médico de familia siguen acumulando un retraso de siete u ocho días en algunos casos. “Primaria sigue siendo la hermana pobre” de la sanidad pública, asevera la organización y, en ese sentido, agrega que “no han contratado para reforzar y siguen existiendo centros donde se atiende a la población con la mitad de la plantilla real por falta de sustituciones de jubilaciones, bajas por enfermedad o de maternidad; independientemente de los permisos y vacaciones”.

Según indica el Simec, “los programas preventivos se realizan con dificultad” e “incluso en cinco minutos se citan a cuatro pacientes con los bis o no demorables entre medias”. A esto hay que añadir los avisos a domicilio, en los que el médico de cabecera tiene que desplazarse hasta la casa del enfermo. La falta de plantilla “se suple con el sobresfuerzo de los profesionales”, concluye la organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios