Sanidad

El Reina Sofía reforma la Unidad de Tratamiento Ambulatorio para agilizar el tiempo de espera

  • El espacio de esta unidad asistencial ha aumentado en 15 metros cuadrados para aumentar la comodidad y seguridad de los profesionales y pacientes

Una profesional, trabajando en la Unidad de Tratamiento Ambulatorio del Reina Sofía. Una profesional, trabajando en la Unidad de Tratamiento Ambulatorio del Reina Sofía.

Una profesional, trabajando en la Unidad de Tratamiento Ambulatorio del Reina Sofía.

El Hospital Reina Sofía ha reformado la Unidad de Tratamiento Ambulatorio para agilizar el tiempo de espera de los pacientes. Con un presupuesto superior a los 45.000 euros a cargo de los fondos Covid de la Junta de Andalucía, esta actuación ha permitido ampliar el espacio asistencial de esta unidad en 15 metros cuadrados con el objetivo de reducir el tiempo de espera e incrementar la comodidad y la seguridad de profesionales y pacientes.

Así, el aumento de superficie ha permitido sumar cuatro puestos más de tratamiento a los ocho que existían hasta ahora. Además, se ha creado una zona diáfana de control y administración para que los profesionales puedan monitorizar a los pacientes mientras reciben el tratamiento.

Aunque los trabajos de obra ya han finalizado, en estos momentos la Unidad de Tratamiento Ambulatorio está en la fase de equipamiento y, en breve, se completarán los detalles puntuales pendientes.

Entre ellos, destaca el cambio en el control de acceso, ya que se sustituirá la actual puerta (abatible) por correderas de acceso restringido, de forma que mejore el control y la seguridad de los pacientes.

La Unidad de Tratamiento Ambulatorio, que se ubica en la planta 0 del Hospital General, atiende a diario a unos 45 pacientes que acuden a este servicio para recibir tratamiento de hematología, inmunológico o transfusiones, mayoritariamente. Además, cuenta con una zona de aislamiento para la atención a pacientes inmunodeprimidos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios