Córdoba

La HomeopatíADebate abierto

  • El Colegio de Médicos recuerda que no existe un control del ejercicio profesional de esta actividad

La HomeopatíADebate abierto La HomeopatíADebate abierto

La HomeopatíADebate abierto

El debate sobre las terapias no convencionales, entre ellas la homeopatía, su eficacia y las consecuencias que pueden llegar a tener se ha reabierto en las últimas semanas tras conocerse el caso de una mujer que el pasado 6 de octubre se sometió a técnicas naturistas (punciones en el tórax) en Jaén y tuvo que se operada de urgencia en el Hospital Reina Sofía por la rotura de un ventrículo del corazón.

La Asamblea General de la Organización Médica Colegial (OMC) de España es contundente con este asunto y ha mostrado su rechazo a las pseudociencias y a toda práctica que ponga en peligro la integridad física y la salud de las personas, tanto por acción como por omisión. El Colegio de Médicos de Córdoba se suma a esta doctrina y recuerda que "los partidarios de la homeopatía dicen que su aplicación no tiene efectos secundarios y que no es nociva para los pacientes (acción), pero sí lo puede ser porque se abandonen (omisión) las terapias que sí tienen evidencia científica de beneficio para el paciente".

El presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Bernabé Galán, señala que puede haber galenos "que apliquen remedios homeopáticos, con los que la mayoría de los compañeros no están de acuerdo, pero si lo hacen dentro de la ética y deontología médicas, son libres de aplicarlos, siempre sabiendo que no están admitidas por la OMC y que la seguridad del paciente está por encima de todo".

La homeopatía es una pseudociencia que no tiene regulación oficial académica ni corpus reconocido por la comunidad científica sobre la formación de los profesionales con rango legal y, "por supuesto, ningún control sobre el ejercicio profesional de la actividad terapéutica / homeopática, que es la actividad sanitaria que ha dado lugar a dicho mercado de productos homeopáticos", lo que constituye "una anomalía sin precedentes" en la profesión más regulada de todas (la médica), con casi 50 especialidades reconocidas legalmente. Por lo tanto, aclara Galán, "no se debería dejar ejercer a quien no tenga un reconocimiento académico oficial, y la homeopatía no es ninguna especialidad aprobada y reconocida oficialmente".

Los productos homeopáticos se venden en farmacia, igual que los medicamentos, pero mientras estos deben demostrar calidad, seguridad y eficacia, a los otros sólo se le exigen los dos primeros requisitos. En su momento, se estableció una regulación simplemente para asegurar que las diluciones homeopáticas no tuvieran efectos secundarios, sin que fuera necesario que demostrasen eficacia. "El problema es que se abrió una puerta que ha permitido hacer creer que los productos homeopáticos se aprueban al mismo nivel que los medicamentos convencionales, cuando no es así. Esta normativa está siendo utilizada de forma engañosa para hacer creer que un producto homeopático es un producto médico, cuando no lo es", indica Galán según la doctrina de la OMC.

El presidente de los galenos cordobeses apunta que "hasta ahora las considerábamos inofensivas porque no tenían efectos secundarios, pero cada vez hay más evidencias que muestran que no son tan inofensivas y que, de hecho, están generando problemas muy serios contra la seguridad de los pacientes y pérdidas de oportunidades al dejar de utilizar medicamentos efectivos con evidencia científica". Por eso, la OMC cree que es necesaria una nueva regulación Europea (CE) y Mundial (AMM).

La Organización Médica Colegial asevera que "el médico que ejerza y aplique técnicas o terapias no avaladas por la comunidad científica tiene el deber de informar adecuadamente a sus pacientes y asumir todas las obligaciones legales, profesionales y deontológicas (CDM) que marcan la actividad médica de lalex artis ad hoc".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios