Córdoba

La Guardia Civil de Tráfico intensifica los controles de alcohol y drogas en Córdoba durante la Navidad

  • El Subsector amplía la campaña de la DGT a una semana más y tendrá patrullas todos los días por la provincia

  • Se realizarán pruebas no estáticas para evitar que puedan localizarse a través de redes sociales y aplicaciones

Control de alcohol y drogas de tráfico bajo el Puente de Andalucía. Control de alcohol y drogas de tráfico bajo el Puente de Andalucía.

Control de alcohol y drogas de tráfico bajo el Puente de Andalucía. / Juan Ayala

El Subsector de la Guardia Civil de Tráfico en Córdoba intensificará durante todas las fiestas los controles de consumo de alcohol y drogas en las carreteras. Así, la Guardia Civil en la provincia ampliará una semana más la campaña anunciada por la Dirección General de Tráfico (DGT), todo ello unido a los controles rutinarios que serán muchos más con motivo de las fiestas navideñas.

La subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, ha informado sobre esta campaña junto al Puente al Andalucía. Ha recordado la incidencia del consumo de alcohol o drogas en los accidentes de tráfico y ha recordado que en estas fechas, con numerosas comidas familiares, de empresa y de amigos, "hay que incidir aún más".

Valenzuela ha insistido en que la ingesta de alcohol o drogas aumenta exponencialmente las probabilidades de sufrir un accidente y ha reconocido que "todo esfuerzo es poco" a la hora de seguir concienciando en este sentido.

La subdelegada del Gobierno en Córdoba ha pedido "prudencia" a los conductores, al tiempo que también ha recomendado al resto de ciudadanos "no subir al coche con alguien que haya consumido alcohol como conductor". De la misma forma, ha apuntado que aunque existe un límite legal para la imposición de sanciones, "la tasa más segura es 0,0".

Los objetivos de la campaña

Por su parte, el jefe provincial de Tráfico (DGT), José Antonio Ríos, ha explicado que las campañas que se realizan durante estas fechas tienen dos objetivos: convencer al conductor de que no se ponga al volante si ha bebido o se ha drogado y retirar de la circulación a aquellos que no cumplen con esta premisa.

Ríos ha recordado que existen varios tipos de drogas y que afectan de manera diferente a la hora de conducir. Por un lado están las que suben la activación, como la cocaína, las que la bajan, como el alcohol, o las que hacen cambiar la percepción de la realidad, como el LSD.

Los datos lo dejan claro, ha apuntado el jefe provincial de la DGT, "el 66% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico habían consumido alcohol o drogas".

Las pruebas

El capitán jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil en Córdoba, Francisco Sillero, ha avanzado que durante la campaña se harán alrededor de 300 pruebas diarias. Desde que se iniciara el pasado lunes, ya se han realizado 700 pruebas con tres positivos.

El capitán Sillero ha detallado además que, aparte de los controles estáticos, también se realizarán controles dinámicos en determinados tramos de carreteras de la provincia para "evitar que se puedan localizar a través de redes sociales" o aplicaciones y para poder "observar el comportamiento" de los conductores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios