Córdoba

Ganemos quiere que el Consistorio retire beneficios fiscales a la Iglesia

  • La formación lleva a Pleno una moción "para que el Ayuntamiento no pierda 1,2 millones de euros anuales"

Los ediles de Ganemos Ángeles Aguilera y Francisco Molina posan delante de un edificio arrendado por la Iglesia. Los ediles de Ganemos Ángeles Aguilera y Francisco Molina posan delante de un edificio arrendado por la Iglesia.

Los ediles de Ganemos Ángeles Aguilera y Francisco Molina posan delante de un edificio arrendado por la Iglesia. / el día

Comentarios 1

Ganemos llevará al próximo Pleno municipal con la intención de que el Ayuntamiento demande al Estado una modificación legislativa para la supresión "de los privilegios fiscales" de las confesiones religiosas, asociaciones y fundaciones, en todo lo que concierne a inmuebles cuyas operativas están insertas directa o indirectamente en el ámbito del marcado, así como del acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede, especialmente el relativo a asuntos económicos.

"Queremos que se deroguen todas las leyes que privilegian de alguna manera a la Iglesia católica, a otras iglesias, a fundaciones y a asociaciones; básicamente pedimos que se derogue en primer lugar el concordato con la Santa Sede que para que tengamos una idea supone en el tema del IBI a los locales destinados a culto religioso que se dejan de ingresar 180.000 euros", sentenció el coportavoz de Ganemos Francisco Molina. "No obstante, esto ha ido mucho más allá, ya que se ha construido un entramado normativo a través de la Ley de Haciendas Locales y la Ley de Mecenazgo y de Fundaciones que hoy sitúa las exenciones del IBI en 1,2 millones de euros, que deja de recaudar el Ayuntamiento de Córdoba". Para Ganemos, acabar con estos "privilegios" no es otra cosa que un ejercicio de justicia social, según defiende la formación verde.

La formación pide una compensación estatal si el Gobierno hace oídos sordos a la moción

Esta exención que supone una merma recaudatoria afecta, según destacó Molina, "a un montón de locales, casas, viviendas, hospitales...es decir, un montón de establecimientos que tienen la exención del IBI, que desarrollan actividad económica y que, por tanto, al desarrollar actividad económica supone que los arrendamientos que recibe la Iglesia lo sitúan como un actor económico privilegiado frente a otros, lo que supone una competencia desleal, no está asumido por las leyes europeas y, por tanto, queremos que esto se cambie para que esta situación de privilegio termine", puntualizó el coportavoz.

Molina reconoció que el Ayuntamiento "no puede hacerlo de modo propio" y explicó que desde los ayuntamientos se acometió una reforma para que el impuesto de construcciones, "que también estaban exentos de pagarlos, lo acabaran pagando. El resto de impuestos, como están sujetos a legislaciones estatales, lo que solicitamos del Ayuntamiento es que se cambie o bien que, si el Estado quiere seguir haciendo estas exenciones, compense al Ayuntamiento en esos 1,2 millones de euros", sentenció el coportavoz de Ganemos. "El Ayuntamiento no tiene por qué dejar de ingresar este dinero por que el Estado quiera privilegiar a estos actores económicos, algo que nos parece totalmente injusto", añadió Molina.

Desde Ganemos quisieron dejar claro que no se trata de una medida contra la Iglesia Católica. "Esta medida va dirigida para todas las iglesias, asociaciones y fundaciones, lo que ocurre es que en Córdoba hemos hecho un recuento y la Iglesia Católica tiene 171 pisos, 42 cocheras, 80 locales, 34 colegios, diez residencias de mayores, nueve fincas rústicas...es decir, que si comparamos incluso con el resto de administraciones, el 38% de los locales o fincas o inmuebles que están sujetos a esta exención, la Iglesia Católica es el tenedor mayor por encima incluso de las propias administraciones que están exentas", sentenció el coportavoz de la formación verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios