Córdoba

FAPA-Ágora calcula que sólo el 10% de los colegios públicos irá a sorteo

  • Los padres señalan que los centros ubicados en la zona de Arroyo del Moro y del Centro de la capital son los que más demanda tienen para el próximo curso

Comentarios 1

Los colegios públicos también cuentan con una demanda elevada, si bien el número de plazas que ofertan parece suficiente para todas las solicitudes del próximo curso que han llegado hasta la fecha. Al menos, esa es la previsión que ayer realizó el presidente de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres -FAPA-Ágora-, Francisco Mora, quien señaló que alrededor de un 10% de los centros de régimen público serán los que tengan que recurrir a sorteo para asignar plaza.

A pesar de que los datos aún no están cerrados, Mora consideró que hay puestos para todos los niños que así lo soliciten y señaló que los colegios ubicados en la zona Centro y en Arroyo del Moro son los que más peticiones han recibido hasta la fecha. Prueba de ello es la situación del colegio Colón, que recurrirá al sorteo de plazas, al igual que el Salvador Vinuesa, ubicado en la zona de Huerta de la Marquesa. Así, será el próximo 29 de abril cuando las solicitudes que se han quedado fuera entrarán en un mismo bombo y el azar será el que finalmente conceda o no un puesto en el primer colegio que han elegido las familias para el próximo mes de septiembre.

Tanto el Vinuesa como el colegio Colón han estrenado en el proceso de escolarización nuevas zonas de influencia. En concreto, las familias que hayan acreditado en su demanda de escolarización que viven o trabajan en Avenida de América o en las calles Alcalde Sanz Noguer o Antonio Maura habrán obtenido un 10, la máxima puntuación, para entrar en el Salvador Vinuesa. Éste no es el único centro de la zona de Poniente -también una de las más solicitadas por las familias cada año-, ya que los centros Eduardo Lucena y Al-Ándalus también han estrenado su propio mapa de escolarización. La principal novedad es que ambos colegios comparten su área de captación de alumnos. Así las cosas, la zona de influencia de 10 puntos del Eduardo Lucena es la misma que la del Al-Ándalus de seis puntos. Por ejemplo, las familias que residan o tengan su domicilio laboral en las calles José Dámaso Pepete, o en las avenidas Gran Vía Parque, Manolete o Aeropuerto obtendrán diez puntos para poder entrar en el colegio Eduardo Lucena, mientras que seis puntos en el caso de aquellos que quieran obtener una plaza en el centro Al-Ándalus.

La situación en los colegios de régimen concertado es bastante diferente, ya que la mayoría de estos colegios sostenidos con fondos públicos tendrán que recurrir al sorteo ante la falta de puestos en sus aulas. Como ejemplo, se encuentra el colegio Santa Victoria, en el que 18 alumnos están empatados. En Salesianos, como cada año, también hay problemas, ya que para las clases de tres años se han presentado 129 solicitudes a pesar de que sólo hay 75 plazas.

A pesar de esta situación, la edil de Educación e Infancia, Elena Cortés, pidió ayer más fondos para la escuela pública y menos en la concertada, ya que "el gasto en Andalucía está por debajo de la media europea cuando la educación es la mejor inversión de futuro y de presente". La responsable municipal consideró que las plazas de la concertada "deben estar sujetas siempre a la pública y no al revés" ya que "la concertada debe ser una opción cuando no haya plazas públicas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios