Córdoba

Expertos defienden que los aceites se identifiquen como el vino o el jamón

  • Infaoliva apuesta por una homologación de los productos que permita diferenciar los distintos tipos y se fijen así los precios

El chef Daniel del Toro, durante su 'showcooking'. El chef Daniel del Toro, durante su 'showcooking'.

El chef Daniel del Toro, durante su 'showcooking'. / el día

El secretario general de la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) y miembro del consejo rector de la Interprofesional del Aceite de Oliva, Enrique Delgado, defendió ayer en su intervención en la segunda jornada del Óleoforum que los aceites de oliva deberían tener mecanismos de identificación por calidades y características, algo que ocurre con el vino o con el jamón, que se regulan por unos criterios fijos y por unas estrictas normas de calidad. Delgado señaló que eso permitiría mejorar la comercialización, afrontar los incrementos de producción y formar al consumidor, que desconoce o tiene poca información sobre lo que supone producir los distintos tipos de aceite. "Es mucho más costoso producir un aceite de oliva virgen extra de máxima calidad que un aceite de oliva estándar y eso tiene que valorarse con una homologación de los productos y con una identificación más clara", apuntó Delgado.

El representante de Infaoliva expuso distintas acciones comerciales que se están desarrollando en el mundo para promocionar los aceites españoles y demandó que se ofrezca la máxima información al consumidor como vía para que pueda valorar qué está comprando. En este sentido, comparó la situación con lo que ocurre con el vino. "Hay una parte muy importante de la población que sabe identificar y catar vinos, hay una información constante, existe una preocupación por adquirir un buen vino, lo mismo debería ocurrir con el aceite", señaló el secretario general de Infaoliva. Con una descripción muy gráfica, expresó que el aceite siempre lo compra la persona encargada de cocinar y de llevar la intendencia de la casa; sin embargo, detalló, que "si esta compra la realizara quien no está encargado de esta tarea, el aceite se valoraría más porque no se trataría como un simple producto de cocina, sino como una grasa saludable con múltiples beneficios para la salud".

Aparte de la identificación, Delgado señaló que al sector le queda un largo trabajo de comercialización global y de comunicación para propiciar que el aceite se conozca. Con respecto a los precios, señaló que el precio ideal de un litro de virgen extra debe rondar los tres euros para que sea accesible a los hogares. "Luego ya podemos hacer aceites que cuesten seis, siete u ocho, pero tenemos que estar en los precios que marca el mercado. Para conseguir esto, "evidentemente, tenemos que abaratar costes de producción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios