Córdoba

Expertos apuestan por un filtro que evite los "colapsos" en Urgencias

  • El colectivo sanitario Semes recuerda que el 80% de los casos son banales. Los especialistas creen "obsoleto" el plan andaluz de este servicio y piden renovarlo.

Comentarios 4

Cerca del 80% de los casos que llegan a las Urgencias hospitalarias son banales, un hecho que acarrea la masificación del servicio y, por tanto, el incremento del tiempo medio de atención a los pacientes que llegan a esta puerta.  Se trata de la estadística que maneja la Sociedad de Urgencias y Emergencias Sanitarias (Semes) en Andalucía, una cifra que ha llevado a los representante de este colectivo a poner pie en pared para exigir que haya filtros que eviten el "colapso". Así lo ha expresado el presidente de este colectivo y médico de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 en Córdoba, Fernando Ayuso, defensor y promotor de una batería de medidas dirigidas a solucionar problemas que salpican al funcionamiento de esta parcela de la Sanidad  y que "hacen que se deje de atender a pacientes que presentan patologías que revisten mayor gravedad".  Entre las medidas que propone Semes para filtrar la entrada a Urgencias destaca precisamente la derivación de los casos banales a los centros de salud desde el propio hospital, una propuesta promovida por profesionales cordobeses y que la sociedad científica defenderá en enero ante los distintos grupos políticos.

Los "retrasos" en la atención al paciente -blanco de las críticas de los ciudadanos- son, en opinión de Ayuso, la principal y más grave consecuencia que tiene la afluencia masiva a los servicios de Urgencias. "Para conseguir evitarlo debemos potenciar los puntos de Urgencias de Atención Primaria, aumentándolos en número, en soporte técnico, en formación de los profesionales y, en definitiva, haciéndolos más eficientes", destaca el facultativo del 061 en la capital. La propuesta de Semes se centra en la creación de equipos avanzados de triaje en la puerta de Urgencias con capacidad para tratar dolencias y derivar al médico de familia los casos que no requieren de una atención hospitalaria.

Ayuso tira de la experiencia de otras comunidades autónomas para defender que los pacientes con prioridades cuatro -patología banal- que acuden a Urgencias hospitalarios son derivados desde allí a los puntos de Urgencias de Atención primaria próximos, para no sobrecargar estas áreas asistenciales, "que deben asumir otro tipo de patología de mucha mayor gravedad y complejidad".

El presidente de Semes recuerda que los especialistas en la materia "catalogamos como banales los problemas de salud cuya atención puede demorarse sin ningún tipo de riesgo". Puntualiza que los prioritarios -de nivel I- son "aquéllos en los que la vida del paciente está en juego si no se actúa demanera inmediata, como por ejemplo los infartos de miocardio, accidentes de tráfico graves ó los ictus". En el nivel II están "las personas que sufren un problema que no puede demorarse más de 15 minutos, como una insuficiencia respiratoria no grave". A este respecto, Ayuso precisa que la "clasificación de los enfermos en estos niveles es clave y para ello es vital la especialización del personal de Urgencias".

Otro de los pilares  del plan de renovación de estos servicios en Andalucía en el que trabaja Semes es lograr, de una vez, el reconocimiento de la especialidad en Urgencias y Emergencias, que incluya a todos los profesionales, médicos, enfermeros, técnicos, teleoperadores, que participan ante un caso urgente. Esta especialidad está reconocida en fase de borrador en un real decreto que abordará el nuevo Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios