Turismo

Empresarios y sindicatos elevarán sus protestas si la Junta no agiliza Torrijos

  • CECO, la Cámara, UGT y CCOO unen fuerzas y exigen un plan de acción para este mismo mes.

Sindicatos, CECO y la Cámara de Comercio, junto a agentes sociales, en la Delegación de la Junta. Sindicatos, CECO y la Cámara de Comercio, junto a agentes sociales, en la Delegación de la Junta.

Sindicatos, CECO y la Cámara de Comercio, junto a agentes sociales, en la Delegación de la Junta. / José Martínez

La paciencia tiene un límite. Esta es la principal idea que se extrae después de que los empresarios, liderados por CECO y la Cámara de Comercio, y los sindicatos (UGT y CCOO) presentaran ayer un escrito ante la Delegación de la Junta en referencia al estado de paralización de las obras del Palacio de Congresos de la calle Torrijos. En una unión un tanto atípica -pocas veces se ve juntos a patronal y sindicalistas- los representantes de los agentes sociales se acercaron hasta San Felipe para clamar un "basta ya" con el que anunciaron una intensificación de las acciones y las protestas si la Junta no les da una respuesta temprana. El documento, que se dirige directamente al consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, tiene varias claves que después desgranó el presidente de la Confederación de Empresarios, Antonio Díaz. En este sentido, el responsable de la patronal empresarial afirmó que "ya está bien de parálisis" en un sector que repercutiría de forma muy positiva en la economía cordobesa como es el turismo de negocios, más concretamente el de congresos. Y es que, como denunciaron, en estos momentos la ciudad no dispone de un espacio en condiciones para acoger reuniones empresariales de tamaño medio o grande, después de que el edificio de Torrijos lleve con la reforma paralizada meses y meses. "Las empresas no pueden soportar esto", agregó Díaz, quien manifestó que en este mismo mes, es decir, en febrero, exigirán que se les haga llegar una hoja de ruta donde se detallen los plazos sobre el concurso de licitación de las obras que aún quedan por hacer, además de un periodo claro de finalización de las mismas y un plan de gestión futura para que no se pierda tiempo. El presidente de CECO añadió que esto "no pasa en otras provincias" y declaró que es "totalmente inmerecido".

Por su parte, el responsable de CCOO en Córdoba, Rafael Rodríguez, apuntó que el sindicato apoyó la reforma en su momento, cuando la Junta la anunció inicialmente. Sin embargo, criticó, "no es admisible que la obra esté paralizada y que la Junta no dé fechas concretas". Rodríguez se refirió a la situación del empleo que actualmente atraviesa Córdoba y recordó que la apertura del Palacio de Torrijos tendría una repercusión muy positiva sobre el mismo. Fernández de Mesa caminó en la misma línea y denunció la "preocupación" que atraviesan ahora los empresarios ante la incertidumbre de qué pasará con el Palacio de Congresos y pidió al gobierno andaluz que "tome nota" y sepa ver "la necesidad que hay en la provincia".

Desde el sindicato UGT habló su secretario general en Córdoba, Vicente Palomares, quien denunció la situación basándose en las carencias que supone esto para un sector como es el de la hostelería, de "calidad", al que le falta ese espacio para congresos. De no actuar a tiempo, advirtió Palomares, se corre el riesgo de que "se acabe quitando la chincheta del mapa".

Todos los representantes coincidieron además en que la falta de respuesta por parte de la administración autonómica "empieza a ser preocupante" y centraron básicamente las preocupaciones de los empresarios en esta falta de concreción. Con ello insistieron además en el hecho de que debe realizarse con la mayor brevedad posible un plan de acción que permita ponerse a trabajar una vez el edificio abra sus puertas ya que estiman que no será posible organizar un gran congreso antes del año que viene.

Así, los cuatro representantes llegaron a la Delegación de la Junta acompañados además de numerosos agentes sociales de la ciudad, entre los que se encontraban el presidente de Hostecor, Francisco de la Torre, el responsable de la Asociación de Organizadores de Congresos de Córdoba, Vicente Serrano o la presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), Marisol Chacón. En el documento que se hará llegar al consejero de Empleo empresarios y sindicatos se lamentaban de que Córdoba, ciudad que "está llamada figurar dentro del top ten de las ciudades españolas y europeas que hacen de la organización de congresos un objetivo primordial", aún no haya conseguido posicionarse. CECO, la Cámara, UGT y CCOO destacaron las bondades turísticas de la ciudad, las ya conocidas, como el patrimonio y la gastronomía, para defender lo que ganaría de más el turismo cordobés si se le sumara a la oferta el turismo de negocios.

Se remitieron además a las pérdidas que estos retrasos ya han supuesto a las arcas de la ciudad y hablaron de "miles de euros" y "cientos de empleos". Además se refirieron a que la Junta tiene presupuestado dinero para el arreglo del Palacio de Congresos, por lo que explican que es aún más "inconcebible" el parón.

Y al mismo tiempo que denunciaban todo esto, la Junta salía al paso para decir más bien poco. Y es que, según afirmó la delegada territorial del gobierno andaluz, Rafaela Crespín, se están buscando soluciones "para que la situación se resuelva en el mínimo tiempo posible", aunque no dio plazo alguno. También quiso lanzar un mensaje tranquilizador y pidió que se confíe en la administración, al tiempo que indicó que la Junta "está trabajando seriamente y con todas las garantías para reactivar las obras en el palacio de Congresos de la calle Torrijos consciente de la complejidad del proceso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios