Córdoba

Emacsa regará con agua no potable las zonas verdes en menos de un año

  • La empresa pública cierra el ejercicio de 2017 con seis millones de euros de beneficio

La gerente de Emacsa, Claudia Zafra, y la presidenta de la empresa municipal de aguas, Isabel Ambrosio. La gerente de Emacsa, Claudia Zafra, y la presidenta de la empresa municipal de aguas, Isabel Ambrosio.

La gerente de Emacsa, Claudia Zafra, y la presidenta de la empresa municipal de aguas, Isabel Ambrosio. / juan ayala

Será a partir de la primavera del año que viene cuando parte de las zonas verdes de la capital se regarán con agua no potable. Se trata de un proyecto que ayer presentó la presidenta de la Empresa Municipal de Aguas de Córdoba (Emacsa) y alcaldesa, Isabel Ambrosio, en la presentación del balance de la compañía correspondiente al pasado ejercicio. La iniciativa, que dispone de un presupuesto de 850.000 euros, se va a desarrollar en tres fase y la primera de ellas va a comenzar a lo largo de este mes.

Lo que va a hacer este proyecto es utilizar el agua no potable para regar las zonas verdes que van desde el Parque de la Asomadilla hasta el Parque de Cruz Conde. La actuación, según apuntó Ambrosio, va a permitir un ahorro anual de 178.000 metros cúbicos de agua apta para el consumo. Las primeras zonas verdes que se regarán con agua no potable, entre otras, serán las que se encuentran ubicadas en la zona de Escultor Fernández Márquez, el Vial Norte, y los jardines de La Victoria y de Conde de Vallellano. Tras esta primera fase se desarrollarán dos más hasta completar todas las zonas verdes de la capital.

Junto a este anuncio, Ambrosio explicó las inversiones que a lo largo del pasado ejercicio ha llevado a cabo Emacsa, que suman 17,1 millones de euros. Así, en el caso de las centrales se ha contado con más de 6,5 millones de euros de inversión. Se trata de una cuantía que se ha destinado a la mejora, renovación y rehabilitación de las centrales de producción y depuración. Entre otras, se han realizado obras como la renovación del depósito de Cerrillo, el nuevo depósito de Carril Huerta de Arcos, la construcción de una nueva cubierta rígida de la estación depuradora de Villa Azul -que evita la exposición solar del agua en el proceso de tratamiento- o la nueva estación de bombeo de aguas residuales de la barriada de Los Ángeles. En el caso de las redes de abastecimiento, la inversión en el mismo periodo ha superado los 8,7 millones de euros, una cuantía que ha servido para la renovación de 21,3 kilómetros de la red de abastecimiento y de otros 3,2 de la red de saneamiento. Por zonas, las actuaciones se han desarrollado en Fray Albino, Cañero, el Zumbacón, Valdeolleros, Majaneque, entre otros.

La empresa municipal de aguas, además, cerró el ejercicio de 2017 con un beneficio de seis millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios