UNA MANERA DIFERENTE DE DISFRUTAR EL TIEMPO LIBRE

Diversión sobre el tablero

  • Unos 600 participantes se dan cita en la décima edición de 'Juegos al frescor del verano'en la sede del IAJ

Diversión sobre el tablero Diversión sobre el tablero

Diversión sobre el tablero

En pleno siglo XXI, donde las nuevas tecnologías parecen erigirse como una solución a las necesidades diarias o un elemento de entretenimiento, aún quedan amantes de los juegos de mesa que son sencillamente felices cuando abren la caja de cartón y sobre el tablero montas las fichas o cartas -en función de la tipología de cada uno de ellos-.

Este fin de semana, unos 600 jóvenes participan en la X edición del programa Juegos al frescor del verano que se celebran en la sede del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ). Allí, los jugadores pasan horas y horas sumergidos en esta diversión que no tiene edad, como es el caso de Rafael Sáez, que a sus 48 años no deja de descubrir nuevos retos: "Tenemos ya un cierto recorrido", reconoce mientras aclara con sus compañeros las reglas de un juego sobre ciclismo.

La asociación cultural Jugamos Tod@s se encarga de "fomentar la cultura del juego de mesa", explica la monitora Sonsoles Fernández, quien sostiene que este encuentro supone "una oportunidad de acercarse y conocer". Con mucho entusiasmo, los participantes colocan en las estanterías más de 100 pruebas diferentes para que cada uno elija las que mejor crea conveniente para pasar el rato. La estrategia o la risa se combinan en esta manera de ocio que surgió a finales de la década de los 80 en Alemania, país con una industria fuerte en este ámbito. De hecho, una de las novedades que ofrece esta décima edición es el juego Azul de Michael Kiesling, que ha ganado el premio al mejor juego del año en el país germano. "Va de azulejos y está inspirado en el palacio que hay en Évora, Portugal", detalla la monitora de la asociación. También entre los más demandados está Catan de Klausteuber, basado en la colaboración de exploradores para crear sus poblados en una isla inexplorada. O Carcassonne, de Klausjürgen-wrede, que consiste en formar un territorio en un tablero donde aparece el aspecto antiguo de la ciudad francesa.

En Córdoba "hay una importante afición a los juegos de mesa", reconoce Fernández. Una pasión que se contagia en los diferentes espectros de edad, tanto es así que familias enteras se congregan para medirse unos con otros en esta forma de recreo intergeneracional. Hasta 80 personas suelen jugar simultáneamente en estas dependencias del IAJ, mientras que cuatro monitores se van rotando diariamente en el desarrollo de esta actividad que lleva desarrollándose una década. "No hacemos torneos, los juegos de mesa son para disfrutarlos como son", resume Fernández acerca de la filosofía que mantiene esta iniciativa.

En ese afán por disfrutar de los juegos de mesa modernos, Jugamos Tod@s también realiza en Navidad otra cita de estas características en el IAJ; además de organizar el Festival Internacional de Juegos, cuya XIII edición se desarrollará del 11 al 14 de octubre en la Diputación de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios