Córdoba

La Diócesis de Córdoba se suma a la jornada de ayuno y oración contra la eutanasia

  • El obispo, Demetrio Fernánez, invita a "los fieles católicos" a secundar la jornada para "pedir al Señor" que se aprueben leyes que "promuevan el cuidado de la vida humana"

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. / E. D. C.

La Diócesis de Córdoba se sumará el próximo miércoles 16 de diciembre a "la jornada de ayuno y oración en contra de la aprobación de la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia", en el marco de una acción convocada por la Conferencia Episcopal Española (CEE), que se celebrará "justo cuando en el Congreso de los Diputados está a punto de culminar la aprobación" de la Ley de la Eutanasia.

A este respecto, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha invitado a todos los fieles católicos e instituciones "a secundar esta jornada el próximo miércoles, 16 de diciembre, para pedir al Señor que inspire leyes que respeten y promuevan el cuidado de la vida humana".

Sobre ello, la CEE ya ha señalado que la tramitación de la nueva norma "se ha realizado de manera sospechosamente acelerada, en tiempo de pandemia y estado de alarma, sin escucha ni diálogo público", con lo que "el hecho es especialmente grave, pues instaura una ruptura moral y un cambio en los fines del Estado", que pasa "de defender la vida a ser responsable de la muerte infringida, y también de la profesión médica, llamada en lo posible a curar o al menos a aliviar y en cualquier caso a consolar, y nunca a provocar intencionadamente la muerte".

La Comisión de Justicia del Congreso aprobó ayer con amplio apoyo y el único voto en contra del PP y Vox el dictamen del proyecto de ley de la eutanasia, que regulará la ayuda médica para morir como una nueva prestación del Sistema Nacional de Salud.

Con 22 votos a favor y 14 en contra, el proyecto presentado por el grupo socialista y enmendado por la Comisión volverá al pleno del Congreso, previsiblemente antes de Navidades, y debe pasar todavía por el Senado, pero su aprobación definitiva no corre peligro ante el consenso mayoritario.

Con duras intervenciones, el PP y Vox tacharon la ley de inconstitucional, pero el resto de portavoces la defendieron como necesaria y garantista.

Según el proyecto, podrán solicitar la eutanasia, que se prestará tanto en centros sanitarios como en el domicilio, las personas que sufran una enfermedad grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios