Patrimonio

Córdoba celebra el Día del Turismo con flamenco y cientos de visitantes en el Casco Histórico

  • La Puerta del Puente, la Plaza de Abades, Plaza del Potro y Plaza de Jerónimo Páez han sido los enclaves protagonistas del cante, el baile y la guitarra

Un momento durante el concierto en la Plaza del Potro Un momento durante el concierto en la Plaza del Potro

Un momento durante el concierto en la Plaza del Potro / Juan Ayala

El flamenco se ha escuchado en todos los rincones del Casco Histórico de Córdoba este domingo, Día Mundial del Turismo, un día para reivindicar, ahora más que nunca, la importancia de un sector al que le ha costado recuperarse de la crisis del coronavirus pero que aún así supone el sustento para miles de familias en la provincia. El ambiente en la Judería de Córdoba ha cambiado en apenas una semana, el buen tiempo se ha fusionado con la música, el cante y el baile para congregar a cientos de personas en las actividades convocadas por el Ayuntamiento. 

A las 13:00 las guitarras y las palmas han comenzado a escucharse en los cuatro enclaves destinados a las actividades: la Plaza del Triunfo (Puerta del Puente), la Plaza de Abades, Plaza del Potro y Plaza de Jerónimo Páez, que han representado a cada una de las cuatro declaraciones de Patrimonio Mundial de Córdoba. 

Los turistas que han visitado Córdoba desde otras provincias, como la familia Rodríguez, que ha venido por segunda vez a la ciudad desde Valencia, y "por suerte" se habían topado con estas actividades e iban a intentar quedarse a ver si podían entrar. La familia buscaba asientos cerca del escenario instalado en la Puerta del Puente, pero la cola para entrar era larga. El aforo estimado de las actividades rondaba las 50 personas, aunque muchos decidieron quedarse de pie o a la sombra en vez de coger asiento bajo el sol. 

Concierto en la Puerta del Puente Concierto en la Puerta del Puente

Concierto en la Puerta del Puente / Juan Ayala

Sin embargo, esta vez los cordobeses también han tomado lo que les pertenece: han disfrutado de sus calles de piedra, sus artistas y su Patrimonio. Al respecto, la teniente alcalde delegada de Turismo, Isabel Albás, ha asegurado que "estamos en una época donde la solidaridad tiene que ser lo que primero y que el cordobés se convierta en turista en su propio ciudad, apostar por el turismo familiar y disfrutar de nuestra ciudad". Para Albás, el sector turístico "se está reinventando y apostando para adaptarse a la nueva realidad".

Albás ha reivindicado la importancia de visitar, también, otras ciudades de España para hablar del patrimonio cordobés y atraer más visitantes. "Teníamos planteadas una serie de eventos en ciudades como Valencia, Madrid y Zaragoza y se han tenido que posponer dada la situación sanitaria", ha lamentado. 

La concejala ha aprovechado la oportunidad para recordar que los ERTEs, que han salvado al sector de una debacle aún mayor, acaban en unos días, por lo que ha hecho un llamamiento al Gobierno central a "ser más responsable" pues Córdoba, Andalucía y España "vive fundamentalmente del turismo y tiene que haber certidumbre". 

Para los comercios del Casco las actividades han supuesto un respiro después de un mes de pérdidas como ha sido agosto, pues han atraído a los clientes a sus locales. Las principales callejas del centro estaban repletas de cordobeses y visitantes y los bares y restaurantes han supuesto el punto de encuentro para muchas familias.

Cordobeses y visitantes han disfrutado de las actividades Cordobeses y visitantes han disfrutado de las actividades

Cordobeses y visitantes han disfrutado de las actividades / Juan Ayala

Al respecto, Albás ha expresado que "el termómetro es el sector de los taxis". "Ellos me dicen que algo más se está moviendo, tenemos que seguir trabajando en esta línea y seguir llenando de contenido nuestra ciudad", ha afirmado. Albás ha reivindicado que el Imtur "está trabajando para llenar de eventos el Casco Histórico de Córdoba todo el año". 

La Plaza del Triunfo tuvo como protagonista la declaración del Casco Histórico y ha contado con Rafa del Calli y José del Calli, al cante; Clara y Richard Gutiérrez, al baile; y José Tomás, a la guitarra. La Plaza de Abades fue el escenario de la Fiesta de los Patios, con el baile de Ángel Reyes y Carmen Ureña, el cante de Jesús Corbacho, la guitarra de Jesús Majuelos y las palmas de Estefanía Cuevas.

La Plaza del Potro simbolizó la Mezquita Catedral y en dicho enclave actuaron Sonia Monje (baile), Miguel del Pino (cante), Manuel Martínez (guitarra) y Rafael de Pino Keko a la percusión y las palmas. Por último, en la plaza de Jerónimo Páez se brindó homenaje al conjunto arqueológico Medina Azahara. En este caso, al baile estuvo Lorena Doblas, al cante Amparo Ramos Cañete, a la guitarra Alba Espert, a la percusión y las palmas Dani Morales Mawe y a las palmas Yasmina Vázquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios