Córdoba

Defienden medidas que garanticen el derecho de las personas a la dignidad en la muerte

  • Una jornada analiza los cuidados paliativos, el testamento vital y el consentimiento informado

Maeztu, en el centro, antes de inaugurar las jornadas. Maeztu, en el centro, antes de inaugurar las jornadas.

Maeztu, en el centro, antes de inaugurar las jornadas. / jordi vidal

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, inauguró ayer la jornada técnica Morir en Andalucía. Dignidad y Derechos, con el objetivo de impulsar la reflexión, propiciar un debate social y favorecer la adopción de medidas que garanticen realmente el derecho de las personas a la dignidad en el proceso de muerte. En la jornada, además, se presentó el informe especial de la institución titulado con el mismo nombre de la jornada Morir en Andalucía. Dignidad y Derechos, que tiene como objetivo analizar en qué medida se garantiza en Andalucía el derecho de las personas a morir dignamente, desde una perspectiva eminentemente jurídica y desde el prisma de la tutela de derechos.

En su intervención, el Defensor del Pueblo abogó por "mejorar" la aplicación de la ley "pionera" andaluza 2/2010, de 8 de abril, de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de muerte, conocida como Ley de Muerte Digna, que "sirvió de base a otras comunidades autónomas y se debate en el Congreso de los Diputados". Así, destacó que "en la cartera de servicios del sistema de salud hay ya la atención a la muerte", a la vez que consideró que "toca recomponer la muerte, a partir de la ley de los derechos de los ciudadanos", para lo cual en esta jornada se plantearon tres mesas redondas con "gente muy preparada y con buena información, para romper el tabú de una muerte sumida en el dolor, el sufrimiento y la culpabilidad".

A su juicio, "el mensaje tiene que ser afrontar con dignidad dentro de una sedación cuando quiera el paciente y en las condiciones que quiera", teniendo en cuenta a la familia y amigos que le rodean, algo que se aborda entre los objetivos del informe presentado, que "ya se está asumiendo" desde la Consejería de Salud, apuntó, al tiempo que incidió en que el fin de la jornada fue "visualizar la muerte y no temerla".

De este modo, los asistentes debatieron cuidados paliativos, el testamento vital y formas de hacerlo, el consentimiento informado y también, "aunque no está en la ley, en estos años hay un debate sobre la eutanasia y sobre el suicidio asistido", apuntó. Así, también hubo mesa redonda para "dar una información de las distintas opciones, pero desde el punto de vista de bioética con aspectos morales y éticos, de cómo la gente puede tener una información para decidir estos temas que están ya en la política", dijo.

El Defensor del Pueblo Andaluz consideró que "la medicina no tiene que hacer milagros a partir de los 80", es decir que "a partir de una cierta edad no es un fracaso de la medicina, sino una etapa natural", de ahí que pidiera "cuidarla y no hacer complejas operaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios