Solidaridad

Cruz Roja atiende a más de 700 personas sin hogar en 2018

  • El perfil mayoritario es un hombre de entre 35 y 55 años de nacionalidad española 

  • La entidad añade en estos días de frío ropa de abrigo y mantas a su habitual reparto de comida y bebida reparadora

Técnicos de la Unidad de Emergencia Social de la Cruz Roja Técnicos de la Unidad de Emergencia Social de la Cruz Roja

Técnicos de la Unidad de Emergencia Social de la Cruz Roja / El Día

Un total de 747 personas sin hogar fueron atendidas durante el pasado año por Cruz Roja en Córdoba, donde la entidad está reforzando precisamente estos días su intervención con este colectivo ante la bajada de las temperaturas experimentada en las últimas semanas.

La institución humanitaria ha informado de que entre esas más de 700 personas sin techo a las que la entidad prestó apoyo -una cifra similar a la de los dos años anteriores-, el perfil mayoritario fue el de un hombre de entre 35 y 55 años de nacionalidad española al que la crisis, la falta de una red de apoyo y otras circunstancias han conducido a esta situación de extrema vulnerabilidad.

El grueso de las atenciones se realizó un año más desde la Unidad de Emergencia Social (UES), un dispositivo conformado íntegramente por voluntariado que recorre tres noches a la semana las calles de la capital –y que también sale en municipios como Lucena o Priego de Córdoba- para ofrecer a la población que vive en la calle comida y bebida reparadora, atención sanitaria y apoyo humano.

Si bien en periodos de más frío como el actual se añaden en el reparto mantas y prendas de abrigo tales como gorros de lana, calcetines de invierno, cuellos polares, guantes y chubasqueros. En estos últimos días, el voluntariado de Cruz Roja ha atendido en cada una de sus salidas a unas 45 personas que viven en la calle.

Entre los datos más representativos de la labor realizada por esta unidad a lo largo de 2018 se encuentran la entrega de 5.400 lotes de alimentos; el pago de casi un centenar de billetes de transporte para facilitar la búsqueda de trabajo en otras ciudades o el reencuentro con sus familias; y las 18 ayudas para la compra de gafas.

La UES -que contó en 2018 con el respaldo de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales- busca servir de enlace para intentar, en la medida de lo posible, integrar al colectivo de personas sin hogar en la red de asistencia normalizada, con objeto de promover de este modo su inclusión en la sociedad.

A día de hoy, son alrededor de 60 las personas que participan como voluntarias en este proyecto, que se realiza en coordinación con el resto de entidades que conforman la Red CO-Habita de atención a personas sin hogar, de la que también forman parte Adeat, Fundación Prolibertas, Cáritas y el propio Ayuntamiento de Córdoba.

La labor de Cruz Roja con estas personas se completa con los talleres que organiza para promover su integración social, sobre temáticas tales como la imagen y los hábitos de higiene, la prevención del VIH/Sida, la pintura o la fotografía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios