Córdoba

Cospedal reivindica los valores del PP y la unidad para "salir a ganar"

  • Asegura que reformará la ley electoral para que "gobierne la lista más votada"

María Dolores de Cospedal, ayer, con los afiliados del PP. María Dolores de Cospedal, ayer, con los afiliados del PP.

María Dolores de Cospedal, ayer, con los afiliados del PP. / reportaje gráfico: juan ayala

La candidata a presidir el PP María Dolores de Cospedal hizo ayer una demostración de fuerza en Córdoba, donde recaló dentro de su gira por Andalucía que también la llevó por Cádiz, Sevilla y Jaén. Cospedal apeló a los valores del partido y la unidad para conseguir que, tras el congreso en el que se designará al sucesor de Mariano Rajoy, "salgamos a ganar" las próximas citas electorales. Cospedal llegó a Córdoba sobre las seis de la tarde y, a pesar del calor, varias decenas de militantes acudieron al acto en el que también estuvieron el presidente del PP en Córdoba, Adolfo Molina, el portavoz del PP, José María Bellido y el ex alcalde José Antonio Nieto, que ya mostró públicamente su apoyo a la hasta ahora número dos del PP. Cospedal reivindicó la "ideología" del partido "más importante de Europa" que representa al centro derecha frente a "otras copias malas" y reclamó unidad para que este proceso de primarias no acabe con heridas "que no se puedan cerrar". Todo esto entre pinceladas a la actualidad en las que lanzó varios mensajes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

A pesar del bajo número de inscritos, la candidata defendió el proceso que se ha marcado frente a otras voces que han apuntado la posibilidad de que se pueda ampliar el plazo. En Córdoba han sido en torno a 900 los afiliados que votarán el próximo 5 de julio, algo menos de la mitad de los 2.100 que lo hicieron el año pasado para elegir a Adolfo Molina presidente provincial. "En el PP no obligamos a nadie hacer nada. El que quiere intervenir con su voto interviene y el que es militante y no quiere participar en la acción previa de precandidatos no lo hace. Porque si el nuestro es un partido que cree en la libertad, cree en la libertad para todo", dijo Cospedal. La ex ministra de Defensa hiló un discurso dirigido al "orgullo" de los militantes. "Somos el partido que representa a la mayoría social española, al centro derecha español y tenemos que recuperar el orgullo y de defender esos valores, de defender la libertad, el afán de superación, la iniciativa individual, la excelencia", apuntó Cospedal. "Ejercer el sentido de la responsabilidad y el sentido del deber a veces es muy difícil y es mucho más fácil ser populista y ejercer el buenismo, que ser justo y riguroso y defender lo que tienes que defender. Pero esto es la grandeza que tiene este partido y no podemos renunciar a ella, porque creo que en el medio y largo plazo te lo reconocen los ciudadanos", añadió la candidata a presidir el PP.

Cospedal reivindicó su partido como "el más importante de Europa y el que cuando ha gobernado le ha ido muy bien a España y por eso estamos orgullosos", frente "a los que nos quieren cambiar para parecernos a otros". Aunque no nombró a ninguno de sus adversarios, dijo que "hay que tener en cuenta a la juventud pero también la experiencia", en lo que parecía una clara alusión a Pablo Casado.

Cospedal también hizo referencia a la acción de gobierno y reconoció que "creo que nos equivocamos" al no cambiar la ley electoral, que ha permitido que "muchos pactos de perdedores" desalojaran al PP de las instituciones. Así, adelantó que "vamos a impulsar la modificación" de esta norma para "que gobierno la lista más votada". La candidata se refirió también a los últimos movimientos de Pedro Sánchez y lamentó que haya aceptado un acercamiento de los presos políticos. "El PP no va a llegar al Gobierno a cualquier precio, nunca lo va a hacer con el apoyo de separatistas y de Bildu", dijo Cospedal.

La ex ministra de Defensa también hizo un alegato de las mujeres del PP que, insistió, "han abierto el camino a muchas otras, ya que la primera presidenta del Congreso, del Senado y de una comunidad autónoma fueron populares". Igualmente defendió la educación "pública y concertada", además de la libertad religiosa, "pero todas, que parece que al cristianismo es a la única que se puede insultar".

En su alegato final aseguró que "necesito que me ayudéis a fortalecer nuestro partido, a devolver a nuestros militantes el orgullo de ser del PP, a tener un partido fuerte, unido y vertebrado en toda España, a ganar las elecciones generales, a poner el programa del PP, nuestros principios, valores e ideales, en el centro de nuestra acción política cuando gobernemos España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios