Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Un bando para que el Ratoncito Pérez pueda visitar a los niños de La Victoria

  • El Ayuntamiento tiene un gesto con los más pequeños y emite una comunicación en la que autoriza al "señor Pérez" a visitar las casas pese al estado de alarma

  • "Se recuerda que deberá acudir a las casas por la noche, usando mascarillas, guantes y lavándose las manos frecuentemente", conciencia el alcalde 

  • Más información: El mapa de la expansión del coronavirus en Córdoba

Un grupo de niños de La Victoria, durante la Candelaria. Un grupo de niños de La Victoria, durante la Candelaria.

Un grupo de niños de La Victoria, durante la Candelaria. / El Día

Las rígidas circunstancias a las que obliga el estado de alarma desde hace 15 días han confinado en sus casas no solo a trabajadores y jubilados, a estudiantes y mayores. En La Victoria, una localidad de 2.350 habitantes que se expande entre la Campiña y la Vega, el Ayuntamiento ha querido tener un gesto de cercanía con los más pequeños, y ha emitido uno de los bandos más singulares de los muchos que se han publicado durante estas dos semanas en la provincia de Córdoba.

"Vengo a autorizar la visita del Ratoncito Pérez a las casas de La Victoria para que pueda seguir repartiendo regalos a quienes se les caiga algún diente durante estos días", permite el alcalde, el independiente José Abad, en un documento firmado este fin de semana y con el que intenta hacer más llevaderas estas semanas "tan duras".

Sin clases, sin poder salir al parque, visitar a abuelos y tíos o quedar con los amigos, en la memoria de una generación entera quedará marcada la primavera de 2020, esa en que los dibujos y los mensajes de ánimo empezaron a alegrar balcones y ventanas mientras la vida se distanciaba. Sin posibilidad de celebrar cumpleaños, suspendidos por decreto los juegos en el patio, el bando es una manera de "felicitar a todos los niños y niñas por su comportamiento ejemplar, quedándose en casa durante estos y futuros días, ayudándonos así a vencer el coronavirus", explica el alcalde.

"Pedimos a todos ellos, que insistan a sus padres y abuelos que continúen en casa para que nadie se ponga malo. Con el ánimo de que esta situación no suponga un problema para personajes imprescindibles en la vida de nuestros niños y niñas, como alcalde, VENGO A AUTORIZAR la visita del Ratoncito Pérez a las casas de La Victoria", permite el primer edil con letras mayúsculas. Eso sí, con todas las precauciones a las que obliga el estado de alarma: "Se recuerda al señor Pérez que deberá acudir a las casas por la noche, usando mascarillas, guantes y lavándose las manos frecuentemente".

Bando de La Victoria. Bando de La Victoria.

Bando de La Victoria. / El Día

La iniciativa, al menos por unas horas, ha servido para animar las largas jornadas de confinamiento, y no es el único gesto con los más pequeños de un Ayuntamiento que se ha volcado con este sector de la población. Cada día, la web municipal sube un vídeo con una manualidad y desde el centro Gaudalinfo se está organizando un torneo FIFA para los días de la Semana Santa.

Mientras, el municipio sigue encerrado y empeñado en que el virus SARS-CoV-2 siga alejado, más allá del parque de Tocina o de la Torre de Don Lucas, una atalaya que sobresale entre los olivos y que en otros tiempos sirvió para avistar a un enemigo que estos días es microscópico. "Ahora mismo no tenemos contagios, aunque el hecho de que lleguen no significa que las cosas se hagan bien o mal. Influyen muchos factores", sostiene el primer edil. En localidades circundantes como San Sebastián de los Ballesteros o La Guijarrosa, también se mantienen a cero, mientras que en La Carlota o La Rambla se han detectado casos sueltos que, por lo pronto, no preocupan.

Para intentar seguir a cero, en coordinación con la cooperativa olivarera Virgen de la Torre, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un plan para la desinfección de las calles de la localidad en días alternos; la Diputación actúa en espacios específicos, como la farmacia, el consultorio médico o los supermercados, y una empresa especializada contratada por el Consistorio completa el programa en aquellas calles más estrechas o lugares menos frecuentados, con la finalidad de que haya seguridad sanitaria para todos. Y el vecindario, mientras tanto, se vuelca con actividades solidarias como la confección de mascarillas. Todo vale para que el Ratoncito Pérez, en unas semanas, pueda visitar las casas victoreñas con total tranquilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios