Córdoba

Coronavirus en Córdoba: La Policía intensifica los controles y cierra 13 locales hosteleros

Efectivos de la Policía Local en una calle del Centro de la ciudad. Efectivos de la Policía Local en una calle del Centro de la ciudad.

Efectivos de la Policía Local en una calle del Centro de la ciudad. / El Día

La Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local se han empezado a movilizar en Córdoba y provincia tras el decreto de estado de alarma del Gobierno de la Nación por la crisis del coronavirus, mientras que la Brigada Guzmán el Bueno X, con base en Cerro Muriano, se encuentra "a disposición" del Ejecutivo para desplegarse "cuando sea necesario", según han apuntado fuentes de la propia BRI X a este periódico.

Todo ello en un contexto en el que la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplegado efectivos en Madrid y otras ciudades españolas donde tiene bases, como Valencia, Sevilla, Zaragoza, León, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. El Gobierno prevé que estas unidades militares se desplieguen en las calles en tareas de control y vigilancia, con el objetivo de asegurar el cumplimiento de las normas sobre la libertad de circulación, para lo que necesitan tener la consideración de agentes de la autoridad o ir acompañados de alguien que la tenga.

El objetivo que persigue el Gobierno con esta medida es descargar de esta tarea a los miembros de la policía para que puedan dedicarse a misiones más complejas, por lo que efectivos de la Brigada podrían acabar en próximas fechas cumpliendo también esa misión.

En lo que respecta a la Policía Local de Córdoba, según han informado desde el Ayuntamiento, durante el domingo 15 de marzo ha procedido al cierre de 13 locales hosteleros que permanecían abiertos a pesar de la prohibición del decreto del Gobierno de la Nación. Entre esos establecimientos había bares, mesones y puestos de caracoles.

Las mismas fuentes municipales han detallado que los efectivos de la Policía Local también informaron a otros dos establecimientos de cómo debían realizar su labor. Se trata de un asador, al que se le explicó que solo podía llevar a cabo la venta a domicilio, y de una cafetería-panadería, a la que se le hizo ver que solo podía ejercer como esto último. Y se denunció a un bar de la Glorieta de Cisneros por tener a gente bebiendo en su interior.

La Policía Local, la Nacional y la Guardia Civil intensificarán su labor en los próximos días para vigilar que se cumple lo dictado por el Gobierno de la Nación en el Real Decreto. Según el mismo, se intensificarán los controles policiales fijos y móviles en vías, espacios públicos y medios de transporte para asegurar que se cumplen las limitaciones de movilidad.

Estos controles serán más intensos en aquellos lugares o franjas horarias que específicamente se puedan ver afectados por las restricciones. También se fija desde Interior como función de las diferentes policías prestar apoyo para garantizar el suministro alimentario, y de otros bienes y servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios