Nuevos circuitos

Coronavirus Córdoba: El Hospital Materno-Infantil separa sus salas de espera para extremar la seguridad

  • Hay un nuevo circuito con dos entradas diferenciadas y cuatro salas de espera; dos para urgencias y otras dos para consultas de especialista

Acceso de Urgencias pediátricas del Hospital Materno-Infantil. Acceso de Urgencias pediátricas del Hospital Materno-Infantil.

Acceso de Urgencias pediátricas del Hospital Materno-Infantil.

El Hospital Universitario Reina Sofía ha sectorizado las áreas de espera del edificio Materno-Infantil a fin de mejorar la gestión de colas y extremar las medidas de seguridad dentro de las instalaciones. Así, se ha diseñado un nuevo circuito de acceso y nuevos espacios de espera y se ha implantado un sistema de gestión de pacientes citados mediante pantallas que ha comenzado a funcionar este miércoles, de forma que los usuarios solo acudan a consulta cuando les toque ser atendidos.

En cuanto a las entradas, el hospital mantiene abiertos los accesos de Urgencias Pediátricas y Toco-Ginecológicas. Por obras, el acceso a Consultas Externas (B) se ha trasladado a las puertas de Urgencias (A y C) de forma temporal. Así, ahora la entrada para todos los pacientes pediátricos -urgentes y programados- se realizará por las Urgencias (acceso C-B) y, en el caso de las mujeres, la entrada se realizará por las Urgencias Toco-Ginecológicas (acceso A-B).

Zonas de espera

Las Urgencias contarán cada una con su propia sala de espera y el vestíbulo principal será ahora una zona de espera para consultas, con dos grandes áreas: sala infantil y de la mujer. Así, el usuario -niño o mujer- entrará al hospital por su acceso específico de Urgencias, dirigiéndose a la zona de espera designada para el motivo de su visita. De forma que todo el flujo de atención pediátrica -tanto si es urgente como programado- se realiza en el ala izquierda y el de la mujer, queda distribuido en la zona derecha.

Para hacerlo posible, el hospital ha creado dos zonas de espera diferenciadas en el vestíbulo principal -una para los niños y otra para las pacientes ginecológicas- y, desde aquí, los usuarios aguardarán a que su especialista los llame a consulta mediante un sistema de llamada (turnómetro).

Por ejemplo, si una mujer acude al Hospital Materno-Infantil a su cita con el especialista, entrará por la puerta de Urgencias Toco-Ginecológicas (acceso A-B), la de la derecha, y se dirigirá a la zona de espera de la mujer ubicada en el vestíbulo general. Allí, tendrá que obtener un ticket asociado a su cita, que queda registrado en el sistema y que aparecerá en las pantallas que se han instalado en el vestíbulo cuando llegue el momento de ser atendida.

Gráfico de los nuevos accesos y zonas de espera. Gráfico de los nuevos accesos y zonas de espera.

Gráfico de los nuevos accesos y zonas de espera.

En ese instante, la usuaria acudirá al lugar donde se ubica la consulta de su especialista (primera planta, planta -1, etc.) pero no podrá desplazarse antes de ser llamada, ni esperar en otra zona que no sea la habilitada en el vestíbulo principal. En el caso en el que la mujer acuda al hospital por una urgencia, accederá por la misma puerta -Urgencias- y pasará a la zona de espera concreta de esta área.

Para los pacientes pediátricos se reproduce el mismo sistema: entrarán por la puerta de Urgencias Pediátricas (acceso C-B, puerta de la izquierda) y, si van a Urgencias, acceden directamente a este servicio, mientras que si su motivo de visita es una cita con el especialista, tendrán que permanecer en la sala de espera pediátrica creada a tal efecto en el vestíbulo general, después de haber obtenido el ticket asociado a su cita.

Atención al usuario

Para garantizar el correcto uso de los espacios y facilitar la información a los pacientes, el hospital ha creado dos puestos de atención al usuario -uno para cada perfil de paciente- en el vestíbulo de entrada, de forma que puedan resolver cualquier duda o recibir la información oportuna. Las obras de este espacio están terminándose en estos momentos y entrarán en funcionamiento en los próximos días.

Con estas acciones, el Hospital Reina Sofía "mejora la asistencia a los usuarios garantizando espacios de espera más cómodos, más seguros y confortables". Se trata de unas medidas necesarias no solo por el momento de pandemia, sino también "por todas las obras que se están realizando en estos momentos en el edificio Materno-Infantil -como la reforma de la UCI Pediátrica- que han implicado un cambio en las zonas de atención y algunas molestias".

Por todo ello, el hospital pide "disculpas a los usuarios que se hayan visto afectados, agradece su comprensión y pide paciencia mientras dure esta situación porque el único objetivo es mejorar la calidad de la atención que reciben los usuarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios