Córdoba

Coronavirus en Córdoba: La Diócesis cree que ir a rezar a un templo puede ser una "necesidad básica"

El obispo de Córdoba preside una misa en la Mezquita-Catedral. El obispo de Córdoba preside una misa en la Mezquita-Catedral.

El obispo de Córdoba preside una misa en la Mezquita-Catedral. / El Día

La Diócesis de Córdoba ha informado de que va a mantener abiertas las iglesias de la provincia a pesar de la crisis del coronavirus. En un comunicado, ha explicado que "el decreto de alarma establece una serie de motivos para salir de casa, por necesidades básicas y, acudir a un templo cercano a rezar podría ser una de ellas, a no ser que la autoridad nos lo impida".

Por ello, ha continuado, "nosotros no cerramos la puerta de nuestras iglesias parroquiales, cuidando las distancias -de al menos un metro- y las medidas higiénicas normales".

También ha señalado que confía en que esta situación "no nos impida atender a los pobres, a los sin techo, a los últimos", aunque no obstante ha recordado que hay que "extremar las medidas higiénicas en esta actitud caritativa: en las parroquias, en la Casa de Acogida y en la UVI social". Además, ha recordado que la Casa de Ocio y Tiempo Libre de Caritas diocesana de Córdoba en Torrox (Málaga) se ha puesto a disposición de las autoridades de la Consejería de Salud y Familias.

La Diócesis también ha recordado que "todos los fieles católicos están dispensados del precepto dominical de acudir a la santa misa los domingos y fiestas de guardar, de manera que se evite el contacto masivo y, así evitemos entre todos la expansión del virus". "Todos estamos invitados a orar desde lo hondo de nuestro corazón para convertirnos a Dios y pedirle que nos libre cuanto antes de esta pandemia", ha añadido.

En el mismo comunicado, ha indicado que en la jornada del domingo 15 de marzo se celebraron "misas con una asistencia muy reducida de fieles", aunque ha incidido en que "en todos los casos se observaron las distancias establecidas y las normas higiénicas señaladas".

También ha hecho una recomendación a los sacerdotes para que celebren misa a diario "para pedir por el pueblo que sufre e implorar de Dios la pronta sanación de los enfermos y el descanso eterno para los difuntos". "Lógicamente, podrán reducir el número de misas diarias y dominicales, según su prudente criterio pastoral", ha añadido.

En esta misma línea, ha subrayado que desde la Diócesis de Córdoba no se va a impedir a nadie "a que acuda, a no ser que hubiera aglomeración o no pudieran respetarse las distancias de seguridad, cosa improbable en este momento".

Otro llamamiento que ha hecho a los párrocos es que "toquen las campanas, que nos llaman a la oración, y que estén disponibles para confesar en el templo o en los domicilios a los que sean reclamados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios