Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Denuncian el riesgo de las trabajadoras de la ayuda a domicilio

  • El sindicato CTA ha interpuesto diez denuncias y alerta del peligro para sus vidas

Una de las calles de Córdoba durante el estado de alerta por coronavirus. Una de las calles de Córdoba durante el estado de alerta por coronavirus.

Una de las calles de Córdoba durante el estado de alerta por coronavirus. / Juan Ayala

Diez denuncias ha interpuesto el sindicato CTA, en los respectivos Juzgados de Guardia, contra las empresas responsables del servicio de ayuda a domicilio en municipios de la provincia de Córdoba como Aguilar de la Frontera, Almodóvar del Río, La Rambla, Montilla, Montoro, Palenciana, Palma del Río; Posadas, Santaella y Villanueva de Córdoba.

La Coordinadora de Trabajadores de Andalucía afirma que las concesionarias de esta prestación pública incumplen su “responsabilidad directa” de proveer a sus empleadas del material y los equipos de protección individual y seguridad, imprescindibles en una coyuntura de crisis sanitaria, es decir, gafas homologadas, mascarillas adecuadas de nivel 3, guantes oportunos y altos y batas impermeables.

Alertan, desde la CTA, del peligro real y extensivo que entraña esta tesitura tanto para usuarios como para trabajadoras, quienes, agregan, pueden convertirse en portadoras y transmisoras del coronavirus.

El portavoz regional de esta organización, Francisco Moro, precisa que las empleadas han valorado suspender su actividad laboral, una decisión aparcada por el momento, pese a desempeñar su ocupación “con guantes normales, incluso hay empresas que dan guantes que, nada más que ponerse, se rompen; las mascarillas son ridículas y las batas no las están dando ni las gafas”, sostiene.

Un escenario que comporta, sentencia Moro, “un riesgo muy importante para sus vidas, para la de sus familiares y más contagios que pueden transmitir”.

En mi primer lugar, dirigen sus críticas a las empresas adjudicatarias de este servicio porque “se dedican a esto, al cuidado de mayores, no a vender zapatos, por lo tanto, tendrían que tener un stock de este material que no han pensado nunca porque es ahorro económico”. Al analizar la implicación de las administraciones públicas, consideran que el Gobierno debería convertir en tangible sus compromisos y “dar el material suficiente, centralizando o nacionalizando fábricas”. Asimismo, le afean a la Junta que expresen “mucha palabra bonita, pero, realmente, están echando balones fuera”. Por último, le reprocha este sindicato a los ayuntamientos que “no se mojen”, atribuyéndole la obligación exclusiva “al mando único” finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios