Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer

Córdoba registra una veintena de asesinatos machistas durante los últimos 17 años

  • Desde que se contabilizan este tipo de crímenes, desde 2003, los años 2004 y 2019 son los años con las cifras más altas

Una ambulancia, a las puertas del bloque de Ana Lucía da Silva. Una ambulancia, a las puertas del bloque de Ana Lucía da Silva.

Una ambulancia, a las puertas del bloque de Ana Lucía da Silva. / Laura Martín

Una veintena de mujeres han muerto víctimas de la violencia de género en Córdoba desde que empezaron a contabilizarse este tipo de crímenes, en 2003. Según destaca el portal estadístico de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género –dependiente del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad–, desde 2003, todos los años se ha producido algún crimen de este tipo en Córdoba, a excepción de los años 2012, 2016, 2017 y 2018. El año en el que más mujeres murieron por violencia de género en la provincia fue en 2004, en el que se produjeron cuatro. A 2004 le sigue el presente año 2019, en el que en lo que va del mismo se han producido tres muertes.

El portal estadístico de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género recoge asimismo que en 2006 y en 2013 se produjeron dos crímenes machistas por uno en 2003, 2005, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2014 y 2015. También relata que la mayoría de las mujeres asesinadas en Córdoba lo fueron a manos de sus parejas y en tan solo dos casos esas parejas estaban en fase de separación. Además, hay algunos casos en los que el asesino es la expareja de la víctima, como ocurrió en 2004. Dicha víctima Beatriz García Velasco, con 19 años, se convirtió hasta el momento en la persona más joven en engrosar la estadística. Beatriz murió tras ser apuñalada en la joroba de Asland por su exnovio, Raúl Campillo Fuentes, que entonces tenía 21 años.

Otro dato llamativo es que Ana Lucía da Silva, una de las tres víctimas que perdieron este año la vida en Córdoba, se convirtió en la víctima número 1.000 por violencia de género desde que en el año 2003 comenzaron a contabilizarse estos crímenes. Se da la circunstancia de que su asesino, Salvador Ramírez, era reincidente. En 2002 también asesinó a su mujer. El asesino se encontraba en libertad condicional y aún no había cumplido en su integridad la pena de 17 años de cárcel que le fue impuesta en 2004.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios