Córdoba

Córdoba es una de las provincias que menos se ha desarrollado desde 2000

  • Un informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros sitúa a este territorio como uno de los que más lejos se halla de los criterios de convergencia de la UE

Comentarios 5

Córdoba es una de las provincias españolas que menos se ha desarrollado desde el año 2000. Ni el impulso de las nuevas empresas, ni el progresivo descenso del paro, ni las ayudas públicas, ni los fondos europeos. Nada ha podido remontar en los últimos años los malos indicadores sociales y económicos que reflejan la situación cordobesa, que, mes a mes y año a año, recuerdan que este territorio es uno de los más deprimidos de Europa. Un informe emitido ayer por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) revela que Córdoba es una de las cinco provincias españolas que más se aleja de los criterios de convergencia de la UE, con los que se mide el desarrollo relativo de las regiones europeas en relación a sus niveles de renta, de incremento de riqueza, de capacidad de gasto o la inflación, entre otros parámetros. La provincia es la quinta peor clasifica del país y entra en el grupo de Jaén, Granada, Cádiz y Badajoz. En este apartado, en peor situación que Córdoba, también entraría Alicante, pero su posición se considera "irreal", según Funcas, por la influencia de las rentas de los extranjeros jubilados, que al provenir del exterior no computan como rentas nacionales y se restan a los indicadores alicantinos, que son mucho más positivos porque, en realidad, el dinero de estos residentes genera riqueza en esta provincia valenciana.

El caso de Córdoba es similar al de la Andalucía del interior, contando Cádiz, Extremadura y las provincias más deprimidas de las dos Castillas, como Zamora y Albacete. Indicadores como los que se han registrado en Córdoba desde el 2000 están sumamente alejados de la media relativa española y mucho más de la europea. En esta estadística, que se realiza mediante una base 100, que es la media de la UE, se aprecia como Córdoba está muy alejada del resto de las regiones, ya que su indicador es 72, mientras que el resto de España está en el 93.

Esto da una idea de que todavía queda mucho camino por recorrer a la economía cordobesa para situarse en criterios de convergencia absoluta. El mayor desarrollo provincial de España según criterios de convergencia se sitúa en las tres provincias vascas, Madrid, Navarra, en Tarragona y Gerona, en Burgos y Valladolid y en Zaragoza. En este estudio de Funcas se aprecia cómo los focos más importantes de desarrollo económico están situados en el centro, el noroeste del país, en una parte reducida de la cornisa cantábrica y en las zonas costeras de Levante y Andalucía.

En términos de empleo, Córdoba ha cerrado 2007 con una significativo avance cuando en todo su entorno subía la tasa de paro. Sin embargo, en el informe de Funcas se refleja que la provincia es la que peor comportamiento han tenido las cifras de este indicador laboral de España. Entre 2000 y 2006, Córdoba obtuvo peores resultados en términos de empleo que provincias como Cádiz, Huelva, Jaén o Sevilla. Y es que entre las diez peores clasificadas en el ranking de tasas de desempleo se sitúan seis de las ocho andaluzas.

Córdoba es, sin embargo, una de las 20 provincias españolas donde más han subido el Producto Interior Bruto (PIB) en el periodo comprendido entre 2000 y 2006. Lo mismo le ocurre al resto de las provincias andaluzas -excepto Jaén-, sobre todo porque partían de posiciones muchos menos favorecidas desde el punto de vista económico y les ha sido más fácil ir en ascenso. En concreto, en Córdoba el PIB ha subido un 3,1 por ciento en los seis años objeto de estudio. En este apartado destaca Almería, donde este indicador ha subido por encima del 4 por ciento, la cifra más elevada de España.

En el informe se demuestra que uno de los principales elementos que han incidido en la economía de provincias como Córdoba es la llegada de población inmigrante a sectores como el agrario o la construcción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios