Córdoba

Córdoba pierde 1.326 alumnos en la enseñanza en el último curso

  • El número de estudiantes de FP supera en 2.426 a los matriculados en Bachillerato

Alumnos reciben clases en un colegio. Alumnos reciben clases en un colegio.

Alumnos reciben clases en un colegio. / El Día

El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha hecho publicas las cifras correspondientes al curso de Enseñanzas de Régimen General 2018-2019 y, una vez más, los centros educativos no universitarios de Córdoba pierden alumnos en las aulas.

Esta vez son 1.326 estudiantes menos en los centros en comparación al ejercicio anterior. Y aunque en porcentaje la cifra no parece alarmante, solo un 1%, el fenómeno de la caída de la natalidad sigue pasando factura a las aulas en la provincia de Córdoba.

Las cifras apuntan que en todos los centros educativos de Córdoba hubo 143.016 alumnos, 101.366 en centros públicos y 41.650 en centros privados entre Infantil, Primaria, Bachillerato, Formación Profesional (Básica, Medio y Superior), Educación Especial y otros programas formativos. Pero para ser más exactos, según los datos del Ministerio, en la enseñanza pública hay 1.109 alumnos menos que el curso anterior y 217 en la privada.

La privada perdió más de 200 estudiantes

La Educación Primaria se lleva la peor parte con 1.042 alumnos menos que el ciclo pasado con un total de 48.926 estudiantes entre colegios públicos y privados. Mientras que la Educación Especial y la ESO lograron mantener sus números e incluso repuntar con 800 alumnos, 62 más que el año pasado en el caso de la Especial y 34.795 en Secundaria, 286 más.

Sin embargo, hay otra realidad que se viene constatando en los últimos años. Y es que la Formación Profesional y el Bachillerato se ponen frente a frente una vez más. Las cifras de la FP siguen subiendo, mientras que los alumnos matriculados en Bachillerato son cada vez menos. Los estudiantes matriculados en las distintas modalidades de la FP superan en 2.426 a los de Bachillerato y anotan 260 alumnos más que el ciclo pasado, para un total de 14.968 estudiantes.

Mientras que en el último año solo se matricularon 11.470 alumnos en Bachillerato, a los que hay que sumar 1.072 que se prepararon en la modalidad a distancia. Esto quiere decir que hubo 337 alumnos menos que en el curso 2017-2018 preparándose para poder acceder a una carrera universitaria en los institutos. De estos, 309 pertenecen a centros públicos y 27 a privados.

En el último año solo se matricularon 11.470 alumnos en Bachillerato

Además, los estudios a distancia también suman alumnado en la FP, de manera que 85 personas cursan Grado Medio a distancia, 29 alumnos más que el ejercicio pasado. La cifra de Superior en la misma modalidad alcanza a 539 personas, 14 más que el período anterior. Estos alumnos se preparan en distintas ramas para competir en el mercado laboral cordobés.

Y es que, visto esto, los estudiantes se siguen decantando por la Formación Profesional como una opción viable de cara a la inserción laboral. La enseñanza reglada dirigida a la búsqueda de empleo y pensada en el puesto de trabajo que desea la persona y que es más factible de acuerdo a la realidad laboral, sigue ganando terreno.

Entre las ofertas más demandadas de FP se encuentran Administración y Gestión, Hostelería y Turismo, Sanidad, Transporte y Mantenimiento de Vehículos y Comercio y Marketing. Además, el año pasado, como novedad se incorporó el ciclo formativo de Grado Medio en Actividades Ecuestres en Córdoba, la especialidad de Danza Contemporánea, en idiomas se abrió el nivel básico de Chino y el de Alemán y en música la enseñanza de trompeta en el Conservatorio Elemental de Música Luis Narváez de Baena.

La Formación Profesional sigue ganando terreno

Los números del informe publicados por el Ministerio de Educación y Formación Profesional reflejan una realidad que a día de hoy no se puede ocultar. La FP tiende a incrementar su demanda y, a la par, presenta nuevas ofertas. Más plazas, nuevos títulos, adaptación de sus ciclos a las necesidades del mercado laboral pero también a los requerimientos del alumnado, con una mayor carga práctica en vista de lo que necesita cada sector.

Córdoba es la segunda provincia andaluza –después de Jaén– donde más se ha resentido la cifra de estudiantes matriculados en la última década, con una disminución global del 7,37% según datos del Ministerio. La bajada del número de personas censadas en la provincia para 2018, consecuencia, entre otras cosas, de la baja natalidad y la crisis económica, ha traído como resultado que los centros educativos continúen perdiendo alumnos de manera importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios