Córdoba

El Consistorio revisará el PGOU para dar servicios a las parcelas

  • Ambrosio apuesta por eliminar la especial protección en algunas zonas consolidadas

Isabel Ambrosio, ayer, con vecinos de San Rafael de la Albaida. Isabel Ambrosio, ayer, con vecinos de San Rafael de la Albaida.

Isabel Ambrosio, ayer, con vecinos de San Rafael de la Albaida. / el día

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, anunció ayer su intención de revisar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objetivo de incluir nuevos asentamientos urbanos, aún no contemplados, y abrir la posibilidad de que los vecinos puedan acceder a servicios básicos como el agua y la luz. Se trata de una propuesta que ya realizó el Consejo del Movimiento Ciudadano y que ahora la alcaldesa recoge.

En el transcurso de su visita a San Rafael de la Albaida, Isabel Ambrosio manifestó que desde el inicio del actual mandato, el equipo de gobierno "ha estado actuando para poner fin a un problema histórico que padecen muchas parcelaciones y asentamientos, los cuales no pueden acceder a servicios básicos" . En este sentido, la alcaldesa señaló que la reciente reforma de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), va a permitir que parcelaciones actualmente incluidas en el ámbito del PGOU, que no han podido culminar su proceso de regularización, puedan adelantar su acceso al agua y la luz.

Se trata de una reivindicación del Consejo del Movimiento Ciudadano

Sin embargo, según Ambrosio, aún existen asentamientos y zonas habitadas "que no están incluidas en el PGOU y que, por tanto, no pueden acceder a las ventajas que ofrece la actual redacción" de esta normativa. En este sentido apostó por una revisión del plan, que también "debe contemplar la retirada de la especial protección de algunas zonas que están habitadas ya que, aunque estén incluidas o se incluyan en la norma urbanística, el nivel de protección impide que las viviendas puedan acceder a los servicios más básicos".

Consciente de la repercusión que puede tener esta medida, la regidora puntualizó que "hay que estudiar caso por caso porque no en todos los ámbitos se podrá actuar de la misma forma e, incluso, hay algunos donde la situación no se podrá reconducir". Además, reconoció que "la especial protección hay que mantenerla en las zonas no habitadas".

En cualquier caso, la alcaldesa dijo que hay muchas zonas donde viven vecinos en las que "ya no se puede restaurar la legalidad urbanística a su estado original" y que, por tanto, "van a seguir ahí con viviendas ocupadas por familias a las cuales tenemos el deber de posibilitar, siempre que sea posible, el acceso a servicios básicos como el agua y la luz, que son necesarios para llevar una vida digna".

Ambrosio aclaró que los vecinos afectados tendrán que hacerse cargo, llegado el momento, de la parte que les corresponda del coste para la dotación de servicios, como el agua o la luz, a los asentamientos urbanos. Por último, la alcaldesa reiteró que el Ayuntamiento "debe poner en marcha aquellas actuaciones que sean necesarias para conseguir dar una respuesta razonable a las demandas que se están planteando desde el Consejo del Movimiento Ciudadano, buscando la complicidad, cuando sea necesario, del Parlamento de Andalucía y de la Junta de Andalucía".

Pese al anuncio, la revisión del PGOU es un proceso más que largo que ya se ha apuntado en alguna ocasión y que deja todavía en el aire la posibilidad de que esta medida anunciada pueda ser una realidad a corto plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios