Córdoba

El Consistorio y Rais aumentan a 20 las viviendas para personas sin hogar

  • La fundación pondrá en marcha el proyecto 'Espacio de Salud' para enfermos sin recursos o para quien necesita cuidados paliativos

Maribel Ramos y Juan Hidalgo, ayer en el Ayuntamiento. Maribel Ramos y Juan Hidalgo, ayer en el Ayuntamiento.

Maribel Ramos y Juan Hidalgo, ayer en el Ayuntamiento. / el día

La capital va a contar con una veintena de viviendas para personas sin hogar. Es el anuncio que ayer hizo el delegado de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Juan Hidalgo, quien destacó que el número de viviendas se ha doblado respecto a las actuales, que se cifran en una decena. Esta ampliación de espacios está recogido en el convenio que el Ayuntamiento ha vuelto a firmar con la Fundación Rais, una entidad que lucha contra la exclusión social de las personas más desfavorecidas, especialmente de las personas sin hogar, y que cuenta con una dotación económica de 153.000 euros. El edil de IU recordó que las personas que acceden a estas viviendas llevan tres años en la calle, presentan algún tipo de adicción, enfermedad mental y problemas de discapacidad. Una situación a la que llegan, continuó, después de que "han pasado por casi todos los recursos del ayuntamiento".

La directora de la Unidad de Soluciones de Rais, Maribel Ramos, por su parte, avanzó que van a poner en marcha un nuevo servicio denominado Espacio de Salud "para dar cobertura a personas sin hogar que pasan por un proceso de convalecencia o necesitan cuidados paliativos para que fallezca en condiciones de dignidad". Se trata de un nuevo servicio que va a comenzar a prestarse en el plazo de un mes y medio y que dispone de 12 plazas. "Va a dar cobertura a toda Andalucía y tiene financiación de la Junta y de la propia fundación", detalló y añadió que su puesta en marcha va a crear seis puestos de trabajo.

Ramos también aludió al funcionamiento de las citadas diez viviendas y recordó que las personas que están en ellas "tienen que cumplir varias normas". Entre ellas, siempre y cuando tengan algún tipo de ingresos han de aportar, al menos, el 30% y también aceptar "la visita semanal de una persona de nuestro equipo técnico". Las diez primeras personas entraron en estas viviendas hace ya 18 meses y, según indicó Ramos, un 89% ha reducido el consumo de alcohol y drogas; un 50% ha iniciado contacto con sus familias, mientras que un 40% ha tenido contacto con recursos de empleo y un 70% lleva a cabo un seguimiento médico de su estado de salud. "Todas consideran que se han reducido las experiencias de discriminación por el hecho de estar viviendo en la calle", destacó.

La directora de la Unidad de Soluciones de RAIS también anunció la celebración de IV Jornadas Internacionales de Sinhogarismo y Salud el próximo 13 de junio, en el Centro de Recepción de Visitantes, "a las que van a venir experiencias internacionales que comparten objetivos para garantizar el derecho a la salud para esas personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios