Córdoba

El Consejo del Movimiento Ciudadano solicita al Ayuntamiento de Córdoba negociar ya las ordenanzas fiscales 2021

  • El CMC pide adaptarlas a las nuevas circunstancias sociales, empresariales y municipales

Exterior del Ayuntamiento de Córdoba. Exterior del Ayuntamiento de Córdoba.

Exterior del Ayuntamiento de Córdoba. / Juan Ayala

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) ha acordado solicitar al gobierno del Ayuntamiento de Córdoba de PP y Cs el inicio en este mes de julio de la negociación de las ordenanzas fiscales para 2021 "en busca del mayor consenso posible y de la adaptación de las mismas a las nuevas circunstancias sociales, empresariales y municipales".

Según ha indicado el CMC, se han dirigido al alcalde de Córdoba, José María Bellido, y al teniente de alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes, sus propuestas de modificación de las ordenanzas fiscales "sin que haya recibido respuesta a su solicitud".

El Consejo del Movimiento Ciudadano ha mostrado su preocupación por la "reducción de ingresos municipales", pues "junto a la bajada de impuestos y tasas para 2020 valorada en unos ocho millones de euros, el descenso de la actividad económica puede afectar al mantenimiento de servicios municipales que ya se encuentran bajo mínimos".

A este respecto, el consejo ha indicado que "el superávit municipal de los últimos ejercicios económicos no se debe a un exceso de ingresos sino a una incapacidad para ejecutar gasto", por lo que "no sobran ingresos, sino que hay que mejorar la capacidad de ejecutar el presupuesto municipal".

Entre otras iniciativas, el CMC ha propuesto "revisar la situación de las zonas privadas de uso público en el expediente de ordenanzas, puesto que no reciben todos los servicios públicos" y el "compromiso de la Delegación de Hacienda de participación en la mesa que está trabajando sobre esta realidad urbanística y que ya cuenta con propuestas de reversión de parte de lo que pagan por IBI".

Igualmente, ha solicitado "incluir una política fiscal en el Casco que suponga una contraprestación por los costes elevados y las molestias de vivir" en el mismo, para "facilitar la adquisición, reforma y rehabilitación de viviendas para uso residencial". Complementariamente, ha propuesto "incluir medidas que eviten la gentrificación y turistificación del casco, incrementando los costes fiscales a la actividad turística, especialmente, la residencial".

Entre las propuestas también ha sugerido "aplicar más bajadas de impuestos y tasas de forma selectiva y unida a realidades sociales difíciles"; una revisión de las entidades que se benefician de la tasa 106, de servicios del área de seguridad, para analizar "qué actividades se consideran que deben ser eximidas de la tasa"; o la revisión de la tasa 116, de cesión de uso e instalación, transporte, montaje y desmontaje de estructuras metálicas y otros, también sobre las entidades que se beneficien de la misma.

Asimismo, el CMC ha señalado "la reducción del IBI a las unidades urbanas que no cuentan con los servicios básicos, mientras se consiguen los mismos", resaltando que deben "dejar de gravar con IBI urbano a las viviendas que se encuentran en zonas urbanizables pero que no tienen aprobado su plan parcial de forma definitiva".

También ha pedido que, en las actividades sin ánimo lucro que incluyan barras que ayuden a sufragar los gastos, eximir del pago de tasas y facilitar la instalación de las mismas; seguir adaptando y facilitando los aplazamientos y fraccionamientos sin intereses; o la eliminación de la tasa de expedición de documentos por autorizaciones de uso de la vía pública para entidades sin ánimo de lucro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios