La gloria de San Agustín Cocinillas

  • La de gente que ha ido a ver los Patios este año, que el otro día dijeron la cifra y no sé si voy a ser capaz de escribir bien el número, 400.000 personas

Colas para entrar a un patio.

Colas para entrar a un patio. / Juan Ayala

La de gente que ha ido a ver los Patios este año, que el otro día dijeron la cifra y no sé si voy a ser capaz de escribir bien el número, 400.000 personas, que se dice pronto, que eso es más de los que vivimos en Córdoba, para que se hagan una idea, muchísima gente, que yo no me podía imaginar una cosa así.

Con estas cosas de contar yo les voy a decir una cosa, y es que yo siempre me hago un lío. Porque, por ejemplo, yo que he ido a todos los Patios, o a casi todos, a mí que se me cuenta sólo como uno por todos los Patios, o se me cuenta en todos los Patios, y no sé si me estoy explicando. Porque si somos muchos así, las cosa no estaría bien dicha, porque entonces sería que los Patios han recibido 400.000 visitas, pero a lo mejor hemos sido sólo 50.000 las personas que los hemos visitado, porque cada uno de esos 50.000 hemos estado en 8 Patios. ¿Me entienden o la estoy liando más?

En cualquier caso, es mucha gente y por eso hay que estar contentos, que todo lo que sea bueno para mi Córdoba bendita me llena de alegría y me sienta mejor que un salmorejo fresquito un día de mucha calor. Hablando de salmorejo, ahora hay una serie de personas que se pasan el día enseñando sus salmorejos por las redes esas de los socios o como se llamen, que el otro día me lo enseñó mi cuñado. Bueno, no sólo de salmorejo, de todo lo que preparan, que vaya pinta tienen.

Se hacen llamar los Cocinillas y son más cordobeses que un San Rafael, y cordobesistas, que todo viene en el lote, y buenos cocineros, o por lo menos lo parecen, que vaya pinta buena los platos que preparan, que da gusto verlos. Pero hacen más cosas, que en Navidad se unieron y consiguieron que mucha gente que lo está pasando mal comiera como está mandado el día de Nochebuena.

Como les decía, cordobeses de los pies a la cabeza, porque si algo nos caracteriza a los cordobeses es ser buena gente y tener un corazón que no nos cabe en el pecho. En fin, que con gente así, como se suele decir, se puede ir a cualquier sitio y lo que haga falta. Ya ves tú, que ahora estaríamos de Feria, y hasta que se me había olvidado, como será la cosa, y eso es algo que me preocupa, que nos empecemos a acostumbrar. Bueno, ya parece que la cosa va hacia arriba y eso es lo importante. Que ya habrá más mayos, como habrá más platos de los Cocinillas, y que no falten, que alegran el día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios