Córdoba

La Ciudad de la Justicia de Córdoba cuenta ya con una sala Gessel para interrogar a víctimas vulnerables

  • La estancia está destinada a menores y personas con discapacidad intelectual, sobre todo que hayan sufrido un delito sexual

Sánchez Zamorano y Purificación Joyera visitan la sala Gessel. Sánchez Zamorano y Purificación Joyera visitan la sala Gessel.

Sánchez Zamorano y Purificación Joyera visitan la sala Gessel. / Juan Ayala

La Ciudad de la Justicia cuenta ya con una cámara o sala Gessel para exploraciones a víctimas vulnerables, principalmente menores y personas con discapacidad intelectual que hayan sufrido un delito sexual.

La sala está dividida en dos partes separadas por una mampara que por un lado es un espejo y por el otro un cristal. Detrás del cristal se ubican el fiscal, los abogados, el juez y, en determinados casos, también el acusado o investigado.

Al otro lado, es decir, en la estancia donde está el espejo, está el menor “acompañado de psicólogos y otras personas capacitadas, con preparación técnica para explorar a los menores y para ser receptoras de las preguntas del juez o de las partes, ha indicado el presidente de la Audiencia Provincial, Francisco de Paula Sánchez Zamorano, en la presentación de este espacio.

La estancia cuenta con figuras y muñecos para que el menor pueda reconstruir los hechos

En ese sentido, ha añadido que “la psicóloga, en un lenguaje entendible para el niño, le transmitirá las preguntas pertinentes”. Además, en la sala hay un armario con figuras que el menor puede utilizar para recrear o explicar cómo sucedieron los hechos, y también cuenta con una serie de muñecos sexuados que simulan varias edades, como si fueran una familia.

Esta es una forma de “evitar ese peregrinaje judicial y, sobre todo, que al escarnio de haber sufrido la acción delictiva se les una rememorarla una y otra vez”, ha apuntado Sánchez Zamorano.

Otro de los objetivos es “evitar que haya una visualización entre el agresor y la víctima ni tan siquiera en el pasillo”, por ello el acceso a las dos salas es independiente.

Por su parte, el juez de instrucción nº 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Lainz, ha señalado que la sala ha evolucionado “porque nos hemos dado cuenta de que es mejor que aquí haya un operador que reciba la información a través de un teléfono y que se comunique a través de un micrófono con las personas que haya en la sala junto a la víctima”.

Esto permite que la comisión judicial pueda estar en una sala de vistas (con más amplitud y comodidad) y vean la declaración (que se graba) a través de cámaras.Rodríguez Lainz, que ha sido uno de los impulsores de la sala Gessel, ha explicado que “esta situación garantiza la completa estanquidad de la otra sala, porque aunque esté insonorizado, nunca puede haber una absoluta garantía de que una persona pueda intentar manipular la declaración”.

Por su parte, la delegada de Justicia de la Junta, Purificación Joyera, ha indicado que “es importantísimo contar con los recursos necesarios para luchar contra los delitos que se cometen, pero también para que esas personas que se han visto inmersas ya en una tragedia no prorroguen ese horror”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios