Córdoba

Casado dice que la recuperación de PP pasa por el "caladero de votos de Ciudadanos"

  • "Si el partido no está unido, perderemos las próximas elecciones", ha afirmado el candidato a presidir los populares

Casado, en un acto con militantes en Córdoba. Casado, en un acto con militantes en Córdoba.

Casado, en un acto con militantes en Córdoba. / Jordi Vidal

El candidato a presidir el PP, Pablo Casado, ha reconocido hoy en Córdoba que para que su partido recupere la base electoral hay que "ir directamente al caladero de votos de Ciudadanos", y se ha reivindicado como "el candidato que menos gusta" a la formación naranja. En declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde ha iniciado una ruta que lo va a llevar durante todo el día a cuatro provincias andaluzas para reunirse con la militancia, Casado ha afirmado que el PP no se puede conformar "ni con lo que nos dan las encuestas, ni con lo que teníamos", puesto que "con eso nos han echado del Gobierno".

En esta tarea, ha reivindicado su origen "de provincias" para recuperar una base electoral de 11 millones de votos que tuvo el PP, así como otra estrategia, la de ir "directamente al caladero de votos de Ciudadanos". "Sinceramente, creo que soy el candidato que menos gusta a Ciudadanos y el candidato que menos gusta a la izquierda. Por eso creo que, sin complejos, se puede recuperar ese espacio y la ilusión de los nuestros", ha manifestado Casado.

Respecto a la campaña interna, ha destacado que la "neutralidad" que ha mostrado el PP de Córdoba es "lo adecuado", ya que "las direcciones provinciales tienen que garantizar la neutralidad y garantizar la libertad de voto". A su juicio, "no es admisible que haya presiones a cargos públicos y orgánicos para votar a una u otra candidatura", y ha exigido "juego limpio" y "que no se obligue a nadie a hacer uso de su voto en una dirección o en otra". "Si ya en la fase de votos está habiendo presiones, imagínese cuando pueda salir una candidatura que a otros no guste", ha reflexionado el candidato, que ha lanzado el mensaje de que va "hasta el final" a quienes le ubican "en las terceras vías".

A este respecto, ha aclarado que no va a juntarse con ninguna otra candidatura, porque si lo hiciera "estaría echando gasolina al fuego y estaría descompensando una balanza que no es en lo que se mide el partido". "El PP no puede tener dos platos de una balanza, sino un ascensor en el que vayamos todos hacia arriba", ha dicho, y ha añadido que si el partido se descompensa, los votantes "se puede ir a la abstención, a otros partidos o directamente al cabreo".

Por ello, ha presentado su proyecto como el de "la unidad", y el que representa a otra "hornada" que "pide paso" en un partido en el que "hay que abrir espacio a más gente", de forma "constructiva", pero "cambiando aquello que no ha funcionado". "Si yo gano este congreso, nadie pierde. Y eso es fundamental, porque si el partido no está unido, perderemos las próximas elecciones", ha remarcado Casado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios