Córdoba

El Botánico realizará actividades con alumnos expulsados de sus institutos

  • El Imgema se suma así como entidad colaboradora al Programa Soy Útil que respaldan varios centro educativos

Detalle del Real Jardín Botánico de Córdoba. Detalle del Real Jardín Botánico de Córdoba.

Detalle del Real Jardín Botánico de Córdoba. / el día

El Real Jardín Botánico de Córdoba realizará actividades con alumnos que hayan sido expulsados de sus institutos de Enseñanza Secundaria (IES), según dio a conocer ayer la presidenta del Instituto Municipal de Gestión Medio Ambiental (Imgema), Amparo Pernichi. Para ello, Pernichi ya ha rubricado unos convenios que suponen la suma de la entidad como colaboradora en el Proyecto Soy Útil.

Fuentes del Ayuntamiento insistieron en que este proyecto sigue la estela de otro con la misma denominación que tuvo su origen en el instituto de Educación Secundaria Las Flores de Álora (Málaga). Las mismas fuentes puntualizaron que Soy Útil ha sido promovido por los centros escolares del Distrito Sureste IES Fidiana, IES Fuensanta, IES Galileo Galilei e IES Santa Catalina de Siena, "y está apoyado por diversos colectivos vecinales y asociaciones de dicho distrito", según detallaron esas fuentes del Ayuntamiento.

Según expuso la también edil delegada de Infraestructuras, el proyecto tiene por finalidad dar una oportunidad de "cambio real" al alumnado que sea objeto de medidas disciplinarias en estos centros educativos. "En vez de ser expulsados por unos días y enviados a sus casas, un castigo del que la experiencia demuestra que raramente estos chicos extraen una enseñanza positiva, se trata de involucrar a estos alumnos en las actividades de las entidades colaboradoras", argumento la presidenta del Imgema.

Así, la responsable del Real Jardín Botánico de Córdoba aseguró que con este proyecto "se fortalece la autoestima del alumno", al darse cuenta de que es una persona útil para la sociedad; "se fomenta el aprendizaje de valores", ya que todas las entidades colaboradoras tienen una componente social en la labor que desarrollan; y "se potencian sus habilidades sociales", al convivir durante unos días con otras personas con unas actitudes positivas y "romper así con determinadas dinámicas no constructivas que viven este alumnado".

El procedimiento a seguir para que un alumno pueda participar en el proyecto, una vez ha sido sancionado con medidas disciplinarias por parte de su centro, incluye el consentimiento tanto de la familia como del propio alumno, que serán conscientes de los compromisos que adquieren, tal y como relataron las fuentes municipales. Las mismas fuentes añadieron que una vez finalizado el periodo de estancia en la entidad colaboradora, el alumno deberá explicar al resto de su clase la labor que ha realizado y deberá hacer una reflexión por escrito de sus impresiones y aprendizajes en este proceso.

La presidenta del Imgema volvió a justificar la firma de estos convenios y la colaboración de su entidad con este proyecto educativo porque creen que "estos chicos merecen una oportunidad para lograr ser las mejores personas posibles en el futuro" y eso "no se puede hacer simplemente con una dinámica tradicional de castigo, sino a través del ejemplo y el aprendizaje de actitudes positivas". Pernichi finalizó su intervención felicitando a los centros educativos y a los colectivos vecinales "por una iniciativa tan innovadora y que busca que se produzca un cambio real en estos chicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios