Córdoba

La Borriquita invita a su cortejo a niños del resto de las cofradías

  • La hermandad quiere que dos esclavinas de cada una de las agrupaciones formen parte de la procesión en señal de unidad cofrade

La próxima Semana Santa, si el tiempo acompaña, será muy especial para la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de los Reyes en su Entrada Triunfal en Jerusalén, María Santísima de la Palma y Nuestra Señora de la Victoria de Córdoba. Y no sólo porque tiene previsto comenzar su estación de penitencia desde la Santa Iglesia Catedral sino también porque realizará dicha estación de penitencia acompañada de una representación del resto de las hermandades de la Semana Mayor de la ciudad. La Borriquita, como familiarmente se le conoce en Córdoba, pretende que "dos esclavinas de cada una de las hermandades hagan estación de penitencia con nosotros", tal y como detalló ayer su hermano mayor, Rafael Peinado. "Esta iniciativa surgió en nuestra junta de gobierno para demostrarle a todos que las hermandades de nuestra Semana Santa estamos totalmente unidas tras unos momentos en los que hemos sufrido ataques", explicó. Fue tras la polémica suscitada por la decisión de la Junta de Andalucía de pedir a la Unesco que se pronuncie sobre la idoneidad o no de abrir la segunda puerta de la Mezquita-Catedral, una segunda puerta pensada para que todas las hermandades realicen estación de penitencia el que es el primer templo de la Diócesis. "Queremos mostrar nuestra unidad en tiempos difíciles", incidió.

Peinado presentó la idea en una pasada asamblea de hermanos mayores de todas las cofradías cordobesas "y fue acogida muy bien por todos los presentes", insistió. "Hemos decidido que la representación del resto de hermandades sea con las esclavinas dado que somos la hermandad de los niños". El presidente de la cofradía de San Lorenzo adelantó que ya han tenido varias respuestas positivas "y esperamos muchas más; lo que ocurre es que todavía es pronto. Las hermandades tienen aún que hacer el reparto de túnicas; y después de organizarse elegirán qué dos pequeños saldrán en nuestra estación de penitencia, que este año será impresionante al partir de la Catedral", apostilló. Cada pareja de esclavinas invitada irá uniformada con el hábito de sus respectivas hermandades en el que es el cortejo del Domingo de Ramos que abre la Semana Santa cordobesa.

La decisión de la hermandad de San Lorenzo de partir este año en procesión desde la Mezquita-Catedral ha venido a raíz de esa asamblea de hermanos mayores de todas las cofradías cordobesas que tuvo lugar hace pocas semanas. En ese encuentro de las hermandades se determinó que todos los pasos deberían pasar por el primer templo de la Diócesis como señal de unión. Según comentó Peinado, si tuvieran que salir de San Lorenzo, ir a la Mezquita, y volver a su templo, el horario se les iría hasta las siete horas. Esto no es factible dado el gran cortejo de niños que lleva la Borriquita, ya que el paseo sería de tres horas más de lo habitual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios