Córdoba

El Ayuntamiento revisa el mapa de ruidos tras cuatro años de retrasos

  • La Junta de Gobierno Local adjudica el estudio de actualización, que espera que esté listo en unos seis meses

En 2012, el Ayuntamiento puso en marcha los trabajos dirigidos a la revisión del llamado Mapa Estratégico de Ruido de Córdoba y su correspondiente Plan de Acción. La normativa obligaba al Consistorio a definir cuáles eran las zonas con más decibelios para aplicar medidas que acabaran reduciendo la contaminación acústica en esos puntos de Córdoba -según esa normativa el nivel a partir del cual el ruido ambiente de la calle empieza a no ser tolerable es a partir de los 65 decibelios-. Habían pasado cinco años desde el plan original y la aplicación del mismo supuso que desapareciera, por ejemplo, la contaminación acústica en zonas de ocio y esparcimiento de barrios como Ciudad Jardín. Pero el ruido se trasladó, entre otros lugares, a otros barrios más céntricos, y se disparó con la proliferación de las terrazas. Los veladores se han convertido en un verdadero problema en los últimos años en muchos puntos de la ciudad -y no sólo en la zona centro- en lo que a contaminación acústica se refiere, a la par que en un conflicto por las molestias que provocan a los distintos vecindarios en los que se ubican.

Después de cuatro años de espera, "por fin vamos a poder tener este mapa de ruidos revisado", anunció ayer el teniente de alcalde responsable del Área de Gestión Municipal, Emilio Aumente. La Junta de Gobierno Local adjudicó ayer el contrato del servicio de asistencia técnica para la revisión y actualización de ese mapa estratégico de ruidos por 48.367 euros, según informó. "Hace cuatro años que se inició el expediente y hubo reclamaciones y una impugnación por parte de una empresa y ya por fin hemos culminado la terminación del expediente", explicó.

"Este nuevo mapa nos dará las medidas a adoptar para evitar ruidos de tráfico, industriales y de otro tipo", incidió el teniente de alcalde. "No obstante, el trabajo se ha ido realizando durante este tiempo y ahora lo que hay que hacer es actualizar todos los datos; lo que no creo que nos lleve más de seis meses de trabajo más", apuntó. El teniente de alcalde puso el ejemplo de un caso light en el que se puede actuar. "Hay lugares en los que el pavimento es rugoso y produce mucho ruido al rozamiento de un vehículo, pues si se detecta en el nuevo mapa que esa contaminación es excesiva y produce una molestia a los vecinos que viven allí, pues habrá que hacerle un tratamiento a ese pavimento para bajar el índice de ruido", explicó el teniente de alcalde. "Hay muchas zonas de Córdoba en las que se producen ruidos y sobre todo por la noche y en los espacios públicos y se tienen que tomar medidas para reducirlos", insistió Aumente.

El tráfico y el ocio nocturnos son los principales problemas de contaminación acústica. Cuando se planteó la revisión del mapa de ruidos, desde la Asociación de Vecinos Casco Histórico se incidió en que el Centro era la zona de la ciudad que soportaba -y soporta- el mayor nivel de decibelios. Ruido durante el día, ruido durante la noche, ya que es raro encontrar un bloque que no esté ocupado por un establecimiento hostelero, un pub o una discoteca. A pesar de que el tráfico rodado se ha restringido en muchos puntos -incluso con peatonalizaciones- el nivel de decibelios más alto se concentra actualmente en este punto de la ciudad. Zonas de alto nivel de ruido son, por ejemplo, el eje de Vallellano y la Victoria o la avenida de América, además de las distintas calles del Plan Renfe. Otra de las herramientas con las que cuenta el Ayuntamiento para establecer medidas contra el ruido es la declaración de Zonas Acústicas Saturadas (ZAS) que tradicionalmente coinciden con las zonas de ocio nocturnas. Desde hace años tienen esta condición el barrio de Cuidad Jardín, parte del Plan Renfe y La Corredera. El Consistorio además abrió el trámite para declarar como tal a la calle Alfaros por la proliferación de bares y la normativa incluye la revisión en otras zonas de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios