Córdoba

El Ayuntamiento retrasa las ayudas a las hermandades tras detectar fallos

  • El alcalde ya se ha reunido con Villalba para tratar de resolver la situación

Comentarios 3

El Ayuntamiento ha paralizado la subvención que cada año destina a la Agrupación de Hermandades para que haga frente a los gastos que lleva consigo la preparación de la Semana Santa como consecuencia de un informe desfavorable de la Intervención municipal. Según la información facilitada a El Día por parte de las fuentes municipales a la que tuvo acceso, unos "fallos" detectados por este servicio municipal tras abordar la documentación que le presentó la Agrupación han obligado al Gobierno local a detener un procedimiento que hasta el año pasado se resolvía sólo unas semanas después de la celebración de las procesiones por las calles de la ciudad pero que ya acumula una demora de tres meses.

La llegada de la subvención del Consistorio a las arcas de la Agrupación -de más de 110.000 euros- depende, por tanto, de la redacción de un informe favorable de la Intervención, un objetivo difícil si se tiene en cuenta que este servicio municipal ya ha echado para atrás los informes emitidos por las cofradías en dos ocasiones. Los principales fallos, según precisaron las personas a las que accedió este periódico, estriban en unas facturas pertenecientes a los actos de Cuaresma y Semana Santa de 2008, fecha en la que el colectivo cofrade estaba presidido por Francisco Alcalde.

La justificación de estos recibos es imprescindible para que las cofradías puedan recibir las ayudas económicas y renovar el convenio marco entre la administración local y la Agrupación. Las fuentes a las que accedió este diario señalaron que si el asunto se enquistara y la Intervención mantuviera sus reparos al informe podrían peligrar incluso las cantidades percibidas en 2008 y no sólo el dinero de este año. Desde el Gobierno local detallaron, sin embargo, que la posibilidad de que las corporaciones de la capital tuvieran que devolver la subvención del pasado año es remota.

Mientras tanto, el actual presidente del ente cofrade, Juan Bautista Villalba, se encuentra manos a la obra para minimizar los efectos de la situación que se ha generado en el último mes. Aunque el dirigente de la Agrupación prefirió optar por la cautela al analizar la negociación que mantiene con el Consistorio, sí mostró su esperanza en que el asunto se resuelva de la mejor manera posible y confió en la buena voluntad del equipo de Gobierno municipal. No en vano, según señalaron a este periódico, Villalba se ha reunido recientemente con el alcalde, Andrés Ocaña, para tratar de buscar una solución al problema.

A pesar de la complejidad de la Ley General de Subvenciones, en vigor desde 2004, el Ayuntamiento siempre ha resuelto esta situación de una forma favorable para las hermandades cordobesas. Siguiendo al pie de la letra el contenido de esta normativa, la Agrupación -el ente que solicita la subvención- no podría repartir el dinero que recibe entre las diferentes corporaciones que participan en la Semana Santa. El Consistorio ha levantado siempre este reparo argumentando que la Agrupación es un colectivo que canaliza las ayudas y evita que cada hermandad tenga que solicitar subvenciones a título individual. Para el Gobierno local, además, este colectivo siempre ha sido lo suficiente representativo como para erigirse en el destinatario de unas ayudas que luego pasan a manos de las corporaciones -que reciben en función del número de pasos procesionales que lleven en su estación de penitencia-.

La anulación de las ayudas económicas -en el caso de que la Intervención no emita un informe favorable o el Consistorio no levante los reparos del citado servicio municipal- dejaría contra las cuerdas a la mayor parte de las cofradías de la ciudad, que dependen de este dinero para sacar adelante sus presupuestos y desarrollar desde proyectos artísticos a la ejecución de unos programas sociales cada vez más importantes en lo que a desembolso económico se refiere.

La teniente de alcalde de Presidencia, Rosa Candelario, que es quien tiene la máxima competencia del Consistorio en este asunto, apostó por la resolución del problema, si bien no garantizó cuando llegará este momento. La edil también omitió dar detalles de los informes emitidos por Intervención, en los que se detallan los motivos de los dos rechazos.

110.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios