Córdoba

El Ayuntamiento renuncia a más cambios en el tráfico en el Centro

  • La comisión de movilidad decide por unanimidad no aplicar la segunda fase del plan de Capitulares

  • Este mes se empezarán a hacer pruebas para retirar los autobuses del casco

Tráfico, ayer, en el entorno de las Tendillas y Claudio Marcelo. Tráfico, ayer, en el entorno de las Tendillas y Claudio Marcelo.

Tráfico, ayer, en el entorno de las Tendillas y Claudio Marcelo. / juan ayala

Si algo funciona, mejor dejarlo como está. Ésta ha sido finalmente la decisión que ha adoptado la comisión de movilidad del Casco Histórico sobre la situación del tráfico. Todos los agentes implicados y los grupos políticos han estado de acuerdo en que la mejor opción es que la circulación en el eje Capitulares y Las Tendillas se quede como está y no se aplique la segunda fase, que suponía la peatonalización de María Cristina.

Así, aunque el dictamen de la comisión no es vinculante, el delegado de Movilidad, Andrés Pino, explicó que "vamos a asumir" esa decisión, ya que se ha adoptado "por unanimidad". El Ayuntamiento renuncia así a hacer más cambios en el Centro y se mantendrá la calle Alfonso XIII como de subida hasta Las Tendillas, mientras que el acceso a la parte norte seguirá siendo por Carbonell y Morand a través, a su vez, de María Cristina. El gobierno municipal ha estado prácticamente un año sin adoptar una decisión sobre el tráfico en el Centro, después de que empezaran a incrementarse las voces en contra a más cambios. Otro de los puntos que se puso encima de la mesa ayer fue la posibilidad de interponer un semáforo precisamente en este cruce, aunque la experiencia del último año es positiva y se ha pensado que es posible que el semáforo incluso ralentizara la circulación.

El acceso a la parte Norte seguirá siendo por María Cristina y Carbonell y Morand

La opción de dejar el tráfico como está se ha impuesto frente a las otras dos opciones que planteaba Movilidad. Una de ellas dejaba la entrada en la calle Valladares como hasta ahora hasta la intersección con la calle Barroso e implicaba invertir todo el eje Buen Pastor-Conde Luque-Blanco Belmonte e invertir el eje Sevilla-Malaga-Tendillas. En esta opción se proponía asimismo invertir el eje Osario-Caño, para que la calle Caño sea de salida. Y proponía igualmente invertir el carril Tendillas, tramo Cruz Conde, San Álvaro, Ramírez de Arellano, para que este carril pase a ser salida Norte, según el documento del Ayuntamiento.

Respecto a la segunda de las alternativas propuestas, era dejar de entrada la calle Valladares como hasta ahora hasta la intersección con la calle Barroso, además de invertir todo el eje Buen Pastor-Conde Luque- Blanco Belmonte. La segunda alternativa proponía asimismo invertir el eje Osario-Caño, para que la calle Caño sea de salida, así como invertir el carril Tendillas, tramo Cruz Conde, San Álvaro, Ramírez de Arellano, para pasar a ser salida Norte.

Finalmente, no habrá cambios y no se aplicará una segunda fase que se ideó con la peatonalización de Capitulares y que preveía también el cierre de María Cristina. Ni los vecinos ni los partidos políticos se han opuesto a esta opción. Así, la presidenta del Consejo de Distrito Centro, Juana Pérez, aseguró ayer que "estamos satisfechos" porque era lo que querían los residentes. "Aunque hay todavía muchas carencias en materia de movilidad en el Casco Histórico, ésta era una de las más inmediatas y al fin ha quedado resuelta", dijo la representante vecinal. No obstante, quedan, como apuntó, tareas pendientes y actuaciones en otras zonas, así como la salida de los autobuses pesados de Aucorsa.

En este sentido, Andrés Pino aseguró que "estamos trabajando en ese asunto" y a partir de octubre se quieren comenzar unas pruebas para sacar algunas líneas del paso por Tendillas y Claudio Marcelo. El objetivo es que sólo se mantengan dos y otras dos salgan de las cuatro que pasan por esa zona: la 1, la 3, la 7 y la 12. La 1, que une la zona de Levante con el Centro, se quedará de manera definitiva, adelantó Pino. En cuanto al resto, "iremos haciendo pruebas y eliminando una durante un tiempo, a la vez que se ofrecen alternativas, para ver el impacto que tiene en el número de viajeros y las incidencias entre los usuarios", explicó Pino. El responsable de Movilidad no se atrevió a dar una fecha en la que los autobuses salgan del casco, aunque la intención es que las pruebas se empiecen a realizarse desde este mismo mes para poder tener avanzado el asunto a final de año.

Ya hay una línea de microbuses que atraviesa parte del casco histórico, aunque la intención inicial -que viene del gobierno anterior del PP- era completar el recorrido con otra. La presidenta del Consejo de Distrito Centro aseguró que "nosotros vamos a seguir pidiendo los microbuses" porque mejoraría la movilidad en el casco histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios