Córdoba

El Ayuntamiento pide precaución ante el incremento de los niveles de contaminación

  • Durante el mes de mayo y los primeros de junio se han superado los niveles de ozono, debido a la ausencia de lluvias

Estación de medición de la calidad del aire en la Asomadilla. Estación de medición de la calidad del aire en la Asomadilla.

Estación de medición de la calidad del aire en la Asomadilla. / Juan Ayala

La delegada de Medio Ambiente e Infraestructuras en funciones en el Ayuntamiento de Córdoba, Amparo Pernichi (IU), ha recordado a la ciudadanía, en la semana que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, que este año está dedicado a #Sincontaminaciondelaire, algunas recomendaciones para preservar la salud ante el incremento de los niveles de contaminación por ozono.

Según ha indicado el Consistorio cordobés en una nota, Pernichi ha informado de que durante ocho días del pasado mes de mayo se produjeron en la ciudad de Córdoba superaciones del valor objetivo diario para la protección de la salud. A los que se añade que tres de los seis primeros días de junio igualmente se han producido superaciones.

Aunque aún no se han superado los días que harían saltar la alerta ciudadana, se espera que lo haga en las próximas semanas cuando las temperaturas suban y por tanto, ha dicho Pernichi, "consideramos conveniente ir informando de la situación en la que nos encontramos".

En consecuencia, ante el incremento en niveles de contaminación por ozono, las recomendaciones redundan en los consejos frecuentes en los días más calurosos del año para protegernos de los denominados golpes de calor. Así, la concejala ha señalado la importancia de "llevar una dieta equilibrada con abundante agua, vestir ropa ligera y de colores claros y no realizar esfuerzos físicos especialmente al exterior y en las horas centrales del día".

Igualmente, ha recordado "evitar, en la medida de lo posible, ejercicio al aire libre en las horas centrales de la tarde, entre las 14:00 y las 20:00 y reducir su intensidad para evitar una respiración más forzada".

"Así, la calidad del aire que respiramos está en parte condicionada por las elecciones que se hacen del estilo de la vida diaria", ha dicho Pernichi, quien ha agregado que "podemos hacer colectivamente algunas cosas para contribuir a su mejora, como reducir los consumos energéticos apagando los aparatos eléctricos innecesarios, ir en bicicleta o caminar hasta el trabajo, separar la basura para favorecer al máximo su reciclado y un largo etcétera".

La delegada ha señalado que esas son algunas medidas que debería llevar a cabo la ciudadanía, mientras que la administración local "esperamos, y en eso vamos a estar pendientes, que el próximo gobierno municipal continúe implantando las medidas contempladas en Plan local de Mejora de la Calidad del Aire".

Dicho plan, impulsado en este mandato, contempla 28 medidas, algunas puestas en marcha, entre las que se encuentran más aparcamientos gratuitos para los vecinos del barrio en el que se ubiquen, reducción del tráfico en la ciudad, así como más calles peatonales y más carriles bici.

En el caso concreto de Córdoba, cabe destacar el ozono (troposférico) entre los contaminantes atmosféricos más importantes en el medio urbano, por su especial relevancia en la época estival que se inicia este mes, si bien es verdad que la mejora de los niveles de este gas en concreto requiere de medidas globales.

Algunas características climatológicas y geográficas de nuestro territorio, agravadas en verano (condiciones de radiación y temperatura de primavera y verano, con alta insolación y elevadas temperaturas) inciden en la concentración de este contaminante secundario de origen fotoquímico.

Aunque el ozono (O3) es un gas constituyente natural del aire que se respira, se puede convertir en tóxico a concentraciones elevadas. Son muchas las actividades humanas que producen estos contaminantes. El tráfico rodado y algunas industrias son las principales fuentes de emisión de esos óxidos de nitrógeno. El ozono es un gas irritante, que puede tener repercusiones importantes para la salud humana.

El aparato respiratorio es el principal perjudicado, siendo los primeros síntomas tras una exposición al mismo tos, dolor de cabeza, náuseas, dolores pectorales al inspirar profundamente y acortamiento de la respiración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios